Pachuca.- El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) inició ayer el registro de créditos sujetos de ser beneficiarios del Programa de vivienda social 2019 en su vertiente de cofinanciamiento.

Lo anterior, luego que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), a través de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), destinara 400 millones de pesos para ese programa.

De esa forma, trabajadores con ingresos de hasta 2.8 unidades de medida y actualización (Umas), es decir, el equivalente a 7 mil 191.80 pesos mensuales, podrá acceder a un subsidio para adquirir una vivienda.

De acuerdo con la delegación Hidalgo, los apoyos estarán dirigidos a la población con mayor rezago habitacional, marginación, autoadscripción indígena y altos índices de violencia.

La ponderación de esos elementos fue hecha con base en cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y aplicando la metodología utilizada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Ese programa tiene como objetivo promover y garantizar el derecho a la vivienda adecuada, por lo que la distribución de todos los recursos se hará bajo una lógica de equidad social y transparencia, en beneficio de la población vulnerable.

El monto de subsidios aprobados corresponde a una bolsa nacional, de la cual la entidad “bajará” la cantidad requerida para cubrir las necesidades de quienes cumplan los requisitos.

No obstante, empresarios dedicados a la construcción de vivienda han enfatizado que esos apoyos son insuficientes, sobre todo para una entidad como Hidalgo, en donde los salarios son bajos.

Comentarios