Inicia semana de concientización sobre cáncer cervicouterino

1338
cancer

Pachuca

Del 22 al 28 de agosto la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) realizará la Semana de Sensibilización de Cáncer de Cuello Uterino a través de sus unidades médicas en todo el estado.
El objetivo es recordar a toda la población que ese padecimiento es la segunda causa de mortalidad en las mexicanas, y que un aliado importante para prevenir esa enfermedad son los estilos de vida saludables.
Evitar el consumo del tabaco y mantener una alimentación baja en grasas animales junto con un abundante consumo de fibra (cereales integrales), frutas y verduras, así como realizar ejercicio de manera regularar, contribuye en gran manera a disminuir el riesgo de padecer cáncer cervicouterino.
Sumado a eso, la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) y una sexualidad responsable con el uso correcto del condón, tanto de mujeres como de hombres, reduce, en gran medida, el riesgo de infección.
Con la campaña “El cáncer de cuello uterino #MásCercaDeLoQueParece”, la SSH invitó a la ciudadanía a portar como distintivo un listón verde que identifica la lucha contra ese tipo de padecimiento, así como promover la iluminación de edificios y monumentos públicos y privados en dicho color.
Además, en las unidades de salud se realiza de manera gratuita la detección oportuna de ese padecimiento a través de la toma de citologías cervicales (Papanicolaou), en mujeres de 25 a 64 años, y mediante la prueba de captura de híbridos, para las mujeres de 35 a 64 años.
Esa prueba permite detectar el VPH antes de que generen lesiones en el cuello de la matriz.
La SSH recordó a la población que el cáncer de cuello uterino es la única neoplasia prevenible casi al 100 por ciento. El tratamiento en etapas tempranas es más efectivo y es gratuito en las instituciones que integran el sector salud, incluido el Seguro popular.

IMSS se suma a acciones

El especialista en ginecología Jesús Ángel Quintero destacó que la prioridad de dicha campaña es hacer consiente a la población femenina de la necesidad de practicarse el Papanicolaou para descartar o detectar a tiempo cualquier anomalía.
Se estima que ocho de cada 10 personas con vida sexual activa padecerán en alguna etapa de su vida alguno o varios de los diferentes tipos de VPH, de los cuales solo cuatro están asociados al cáncer de cuello uterino, lo que significa que su exposición es más frecuente de lo que se cree, especialmente si no se ejerce una sexualidad responsable.
Reveló que los costos que genera esta enfermedad para los servicios de salud e incluso para la paciente, son mínimos con la detección oportuna y muy altos cuando se realiza tardíamente, lo que amedrenta aún más las repercusiones personales y familiares “porque hablamos ya no de curación, sino de supervivencia”, dijo.
Es importante aclarar que tener VPH no es sinónimo de cáncer, especialmente si su detección es en etapas tempranas, ante lo cual se puede iniciar el tratamiento más adecuado para cada caso, en su mayoría a través de la destrucción de la zona afectada, con lo que se elimina la presencia del virus.

Comentarios