Tulancingo.- A partir del jueves 26 de marzo, se suspenden los servicios religiosos en templos católicos, como medida de contención y prevención de contagios por coronavirus.

Lo anterior fue informado en rueda de prensa por Domingo Díaz Martínez, Arzobispo de Tulancingo, señalando que en el caso de las misas de cuerpo presente, se realicen con el mínimo de asistentes.

Aclaró que los templos se mantendrán abiertos para que la feligresía pueda asistir, si así lo desea.

Como lo hiciera previamente, confirmó que los actos con motivo de la Semana Santa serán sin la presencia de público, pero transmitidos redes sociales, plataformas electrónicas y medios electrónicos.

“La situación sobre la presencia de coronavirus es real, sé que aún hay gente que piensa que esto es inventado. Les quiero decir que somos nosotros mismos los encargados de disminuir los riesgos”.

Confirmó que las medidas tomadas ya fueron dadas a conocer a los párrocos de los 103 centros religiosos que conforman la Provincia Eclesiástica de Hidalgo, con 22 templos católicos en el estado de Puebla, 3 en Veracruz y 78 en Hidalgo.

Pidió a sus compañeros ministros religiosos y a la comunidad católica en general, mantenerse alerta a la información que se da a conocer por parte de los medios oficiales.

“Y a unirnos en oración, para salir pronto de esta situación, y mantenernos tranquilos, serenos, en tanto está vigente esta contingencia sanitaria”.

Comentarios