Inicia UAEH proyecto para detección de enfermedad renal

488
uaeh
El programa comenzó esta semana en la Preparatoria tres

Las pruebas son aplicadas a alumnos de bachillerato en su primera etapa

Pachuca

Con la finalidad de prevenir una enfermedad renal crónica, la dirección de educación y promoción deportiva de la UAEH, en conjunto con Grupo Acosta Laboratorios y un grupo interdisciplinario de especialistas, inició con el proyecto Uso de la ecuación CKD-EPI para valorar el riesgo de enfermedad renal crónica en alumnos de preparatorias de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.
El programa comenzó esta semana en la Preparatoria tres, donde se atendió a un promedio de 60 alumnos, a quienes les aplicaron la prueba para detectar de manera temprana algún indicador de daño renal, cuando aún no se manifiesta la enfermedad.
Gloria Solano, profesora de tiempo completo de la UAEH e integrante del Sistema Nacional de Investigadores en el nivel uno, resaltó la importancia de detectar de forma temprana esa enfermedad y crear cultura de prevención entre los jóvenes, pues tener un padecimiento renal suele ser no solo un problema de salud que afecta la calidad de vida de las personas, sino que daña directamente la economía de las familias y del país, pues se estima que un paciente con ese tipo de insuficiencia gasta más de 200 mil pesos al año para su tratamiento.
Fernando Badillo Sánchez, subdirector médico de educación y promoción deportiva, explicó que ese proyecto nació tras las pláticas que sostuvo con especialistas como los nefrólogos David Gutiérrez Soria y Pedro Austria García, quienes pusieron todo su conocimiento y disposición para cristalizarlo.
Asimismo, contó con el apoyo del químico Antonio Acosta Cuevas, director general de Grupo Acosta Laboratorios, quien ofreció los servicios de su empresa para aplicar las pruebas de manera gratuita, las cuales, en el mercado, tienen un costo de entre 500 y 600 pesos.
Acosta Cuevas externó su preocupación ya que muchas personas viven con enfermedad renal sin saberlo y destacó que lo más importante es la prevención, por lo que decidió poner su “granito de arena” para llevar a cabo ese programa.
El proyecto consiste en varias etapas. La primera es visitar las preparatorias y aplicar la prueba, la segunda, ya con el diagnóstico, es tomar acciones con los alumnos que presenten alguna alteración renal y canalizarlos a la institución médica correspondiente.
Badillo agregó que en abril la toma de pruebas será en la Preparatoria uno y, posteriormente, el próximo semestre se hará en la Preparatoria cuatro.
De igual forma, agradeció el apoyo recibido por parte del Patronato Universitario y la rectoría de la máxima casa de estudios de la entidad para llevar a cabo ese proyecto.

Es impulsado

por la dirección de educación y promoción deportiva de la universidad, Grupo Acosta Laboratorios y un equipo interdisciplinario
de especialistas

Comentarios