Inmigrantes en cárceles de Canadá cumplen 11 días en ayuno

968
Exigen un encuentro con el ministro de Seguridad Pública Ralph Goodale para analizar su situación
Exigen un encuentro con el ministro de Seguridad Pública Ralph Goodale para analizar su situación

Toronto.- Un grupo de 68 inmigrantes detenidos en dos cárceles de Canadá cumplió ayer 11 días en huelga de hambre para demandar que finalice su retención por tiempo ilimitado.
Entre las principales demandas están un encuentro con el ministro de Seguridad Pública Ralph Goodale para analizar su situación, que los detenidos por faltas migratorias no sean encarcelados en prisiones de máxima seguridad y su detención no supere 90 días.
En los últimos meses, a raíz de la muerte de inmigrantes detenidos, activistas expusieron la situación que viven cientos de encarcelados por faltas migratorias, muchos de ellos hasta más de tres años.
Desde 2000, al menos 15 inmigrantes recluidos murieron por razones no esclarecidas por la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA, por sus siglas en inglés), denunciaron las organizaciones.
Destacaron que tres fallecimientos se registraron desde noviembre de 2015, incluyendo el caso del chileno Javier Romero Astorga, quien llegó a Canadá en octubre pasado, fue detenido en enero y falleció el 13 de marzo en el centro de detención Maplehurst de Milton, Ontario.
El 11 de julio, 50 inmigrantes detenidos iniciaron una huelga de hambre para demandar una reunión con Goodale. Al día siguiente el número de huelguistas creció a 68.
Destacaron que los detenidos son inmigrantes “de piel oscura (negra o morena)” que urgieron al ministro federal atender la demanda antes de que “ocurra una tragedia”.
Médicos alertaron sobre las precarias condiciones de salud de los huelguistas, organizaciones defensoras urgieron a autoridades de Ontario y gobierno federal realizar acciones urgentes.
Recordaron que la ONU exhortó en 2014 al gobierno canadiense poner límite a detenciones por faltas migratorias.
La doctora Michelle Fraser, quien recolectó firmas de 65 médicos en una carta dirigida a Goodale, dijo que la salud de los huelguistas está en “grave riesgo”.
Las organizaciones aseguran que 4 mil 500 canadienses firmaron una petición en apoyo a los detenidos.

Comentarios