Innovación y colaboración, claves del futuro de bibliotecas: experto

340
Pachuca En la conferencia virtual “Los desafíos tecnológicos de las bibliotecas universitarias en la pandemia”, el director del sistema de archivos de la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia Andrés Felipe Echavarría Ramírez explicó cuál es el futuro de esos espacios ante el coronavirus (Covid-19) y en qué deben centrarse para su innovación. Lo anterior, como parte de las actividades que enmarcan las 10 Jornadas Universitarias de Biblioteconomía, mismas que son realizadas en la 33 Feria Universitaria del Libro (FUL) que organiza la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH). “La tecnología juega un papel muy importante, porque es la que ha mediado en esta situación que estamos viviendo, pero al mismo tiempo es la oportunidad de transformación que hace rato nos estaba pidiendo el mundo”, explicó Echavarría Ramírez Añadió que las librerías estaban aplazando ese ajuste o se estaban acostumbrándolo de manera lenta, pues era una situación cómoda; una de las cosas que ha volcado a esa permuta es irse a un contexto digital, pero también saber jugar con lo que significa lo material. En la presentación realizó un comparativo con 2012 sobre algunas características que había en esos momentos en los edificios, qué iba avanzando, qué faltaba y qué estaba en un punto medio. “Si nos vamos a lo presente de lo que significa para la bibliotecas la innovación, nos vamos a encontrar ahora variables que se concentran más en la experiencia del usuario, cómo la tecnología está aplicándose para esos elementos. ” De acuerdo con Deborah Jakubs, de la Duke University, esos espacios son puntos focales de la misión y actividad de la universidad, por lo que debe ponerse especial atención en los bienes que ofrecen, estar a la vanguardia para responder a las necesidades de acceso igualitario. “A mitad del siglo XX, lo más importante eran las colecciones, era tan importante que las personas casi ni tenían lugar para trabajar en las bibliotecas; después de la segunda Guerra Mundial, los libros se volvieron el objeto a proteger, pero nos olvidamos para qué. ” Señaló que ahora en el mundo mediado por la tecnología, interconectado donde las redes dan información más rápido, se tiene la necesidad de tener pensamiento analítico y tener la capacidad de discernir con información para la toma de decisiones. “Todo eso media a la protección de estanterías, ya no es la protección del libro como elemento central, sino cómo conectamos a nuestra comunidad con el mundo de la información y desde ahí la tecnología juega un papel que no podemos dejar de lado. ” Añadió que la innovación es la pieza clave que marcará la guía para trabajar, las bibliotecas han tenido que ser muy creativas para solucionar algunas situaciones, usando las herramientas que tienen a la mano. “Tienen que usar los datos y usar el manejo de la información para conectarnos con el mundo de los libros, de la información, de las bases de datos… Los datos son tan interesantes que hoy en día todos los servicios que estamos trabajando son mediados por ellos. ” Otra de las claves en la invención son las colaboraciones, en ese sentido, el experto aseguró que hoy más que nunca debe tenerse esa mancuerna con otras bibliotecas y profesionales en diversas áreas que contribuyan a esa evolución. “Ya hay muchos servicios que se están incorporando, hoy es vital el análisis de la información, el de datos y para eso implementar softwares, proteger información y conectarnos en tiempo real. ” Finalmente, subrayó que el compromiso de esos espacios es adaptarse, ponerse a la vanguardia, pero sobretodo, responder a las necesidades de las comunidades.

Andrés Felipe Echavarría explicó que la tecnología juega un papel muy importante. Añadió que esos espacios han tenido que ser muy creativos para solucionar algunas situaciones usando las herramientas que tienen a la mano

Pachuca.- En la conferencia virtual “Los desafíos tecnológicos de las bibliotecas universitarias en la pandemia”, el director del sistema de archivos de la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia Andrés Felipe Echavarría Ramírez explicó cuál es el futuro de esos espacios ante el coronavirus (Covid-19) y en qué deben centrarse para su innovación.

Lo anterior, como parte de las actividades que enmarcan las 10 Jornadas Universitarias de Biblioteconomía, mismas que son realizadas en la 33 Feria Universitaria del Libro (FUL) que organiza la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

“La tecnología juega un papel muy importante, porque es la que ha mediado en esta situación que estamos viviendo, pero al mismo tiempo es la oportunidad de transformación que hace rato nos estaba pidiendo el mundo”, explicó Echavarría Ramírez Añadió que las librerías estaban aplazando ese ajuste o se estaban acostumbrándolo de manera lenta, pues era una situación cómoda; una de las cosas que ha volcado a esa permuta es irse a un contexto digital, pero también saber jugar con lo que significa lo material.

En la presentación realizó un comparativo con 2012 sobre algunas características que había en esos momentos en los edificios, qué iba avanzando, qué faltaba y qué estaba en un punto medio.

“Si nos vamos a lo presente de lo que significa para la bibliotecas la innovación, nos vamos a encontrar ahora variables que se concentran más en la experiencia del usuario, cómo la tecnología está aplicándose para esos elementos.

” De acuerdo con Deborah Jakubs, de la Duke University, esos espacios son puntos focales de la misión y actividad de la universidad, por lo que debe ponerse especial atención en los bienes que ofrecen, estar a la vanguardia para responder a las necesidades de acceso igualitario.

“A mitad del siglo XX, lo más importante eran las colecciones, era tan importante que las personas casi ni tenían lugar para trabajar en las bibliotecas; después de la segunda Guerra Mundial, los libros se volvieron el objeto a proteger, pero nos olvidamos para qué.

” Señaló que ahora en el mundo mediado por la tecnología, interconectado donde las redes dan información más rápido, se tiene la necesidad de tener pensamiento analítico y tener la capacidad de discernir con información para la toma de decisiones.

“Todo eso media a la protección de estanterías, ya no es la protección del libro como elemento central, sino cómo conectamos a nuestra comunidad con el mundo de la información y desde ahí la tecnología juega un papel que no podemos dejar de lado.

” Añadió que la innovación es la pieza clave que marcará la guía para trabajar, las bibliotecas han tenido que ser muy creativas para solucionar algunas situaciones, usando las herramientas que tienen a la mano.

“Tienen que usar los datos y usar el manejo de la información para conectarnos con el mundo de los libros, de la información, de las bases de datos… Los datos son tan interesantes que hoy en día todos los servicios que estamos trabajando son mediados por ellos.

” Otra de las claves en la invención son las colaboraciones, en ese sentido, el experto aseguró que hoy más que nunca debe tenerse esa mancuerna con otras bibliotecas y profesionales en diversas áreas que contribuyan a esa evolución.

“Ya hay muchos servicios que se están incorporando, hoy es vital el análisis de la información, el de datos y para eso implementar softwares, proteger información y conectarnos en tiempo real.

” Finalmente, subrayó que el compromiso de esos espacios es adaptarse, ponerse a la vanguardia, pero sobretodo, responder a las necesidades de las comunidades.

Comentarios