Inolvidable, vivir en China

692
ensayo

Su historia, cultura, gastronomía, colores, arquitectura, tradiciones, sonidos, estilos de vida y población tan distinta y bella será una experiencia enriquecedora”

Aideé Mendoza
Estudiante de la licenciatura en comercio exterior

Carla Aideé Mendoza Sánchez
Licenciatura en comercio exterior

La experiencia de vivir en China es inolvidable. Al iniciar la aventura estaba muy emocionada y segura de que estaba a punto de vivir algo totalmente diferente e increíble, pero al terminar el semestre todo superó mis expectativas. Solamente viviendo en un país como China superarás el miedo a viajar por tu cuenta, de perderte en el lugar más poblado del mundo; podrás adaptarte a una cultura totalmente distinta a la nuestra y llevarás tus emociones al máximo. Reirás a carcajadas, te sorprenderás, llorarás, te desesperarás y te conmoverás. Sin duda, China no se mide y hace que te muestres tal y como eres.
La cuestión de adaptarte a la cultura china es todo un reto. Desde el hecho de vivir un día adelantado al otro lado del mundo, con personas que se comportan de una forma muy distinta, es toda una aventura.
China ofrece paisajes naturales impresionantes y ciudades mágicas, llenas de vida. Podrás observar el contraste entre ciudades modernas con enormes rascacielos y otras tradicionales y conservadoras. No solo regresarás con paisajes nuevos en la cabeza, sino con nuevos ojos para ver el mundo. Su historia, cultura, gastronomía, colores, arquitectura, tradiciones, sonidos, estilos de vida y población tan distinta y bella será una experiencia enriquecedora.
Pese a los años transcurridos y tras ser frecuentados por millones de turistas en los lugares históricos, aún puede percibirse su esencia. No solo tendrás el privilegio de conocer la imponente Muralla China, observar la ciudad desde el segundo rascacielos más alto del mundo, las increíbles montañas de Avatar, la enorme Puerta del Cielo, sus montañas y playas, sino también tendrás la oportunidad de llegar a conocer a su gente, tan diversa y peculiar, en su gran mayoría cálida, curiosa, amable, alegre, escandalosa, graciosa, hospitalaria y extremista.
Vivir en otro país siempre tendrá sus pros y contras, al estar acostumbrado a otro ambiente habrá aspectos que no te agraden o no comprendas. Estando en China, extrañé las estrellas; en su lugar, las luces de la ciudad iluminaban la noche. Asimismo, después de varias semanas de comer arroz, extrañaba los tacos.
Encontrarás a personas tan alegres como lo son los mexicanos. Comenzar a ver tu identidad mexicana desde fuera del país te lleva a valorar en gran manera tus raíces, tu cultura, comida, paisajes y tu gente. Aprendes muchas cosas y te das cuenta del pequeño espacio que ocupas en el mundo.
De este intercambio me llevo grandes amigos de diversas partes del mundo, muchas enseñanzas, más ganas de ver el mundo, la motivación que necesitaba, valiosos recuerdos, nuevas perspectivas, mayor sensibilidad para afrontar nuevas culturas y uno que otro suvenir de cada ciudad.

Comentarios