Con su característica contundencia, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha ratificado en diversos foros que el Instituto de Salud para el Bienestar, ya muy identificado por sus iniciales: Insabi, dejará sentir sus bondades en beneficio de millones de mexicanos en este año.

El tema adquirió relevancia nacional después de que este nuevo organismo entró en vigor el primero de enero de 2020, con lo que oficialmente terminó el Seguro popular, creado en 2003.

Se reformó el artículo 77 bis 1 de la Ley General de Salud, de conformidad con el artículo cuarto de la Constitución.

En esencia, como lo ha reiterado AMLO, se garantizará la prestación de servicios públicos de salud gratuitos en todo el entorno que significa el tratamiento médico y medicamentos a todos los mexicanos que no cuenten con seguridad social, que se considera excede a los 68 millones.

Llamó a la cooperación de los gobernadores y de inmediato obtuvo respuesta de alrededor de 15, entre ellos el de Hidalgo.

Otros, como el de Jalisco, sin declararse abiertamente en contra, pidió tiempo para fijar en definitiva su posición
Empero no ha quedado bien establecido si será en todos los órdenes el apoyo, ya que se aludió a que pacientes de primero y segundo niveles, de acuerdo con la gravedad de sus enfermedades, no harán pago alguno, más los de tercer nivel, que engloba a los de mayor riesgo, si cubrirán las llamadas cuotas de recuperación.

Pero se advirtió que si hay quienes recurran a un hospital de la Secretaría de Salud, esa tendrá que asumir todo el costo.

Por su parte, el presidente de la asociación de gobernadores de Acción Nacional Martín Orozco explicó que los mandatarios panistas no están contra el Insabi, pero que el número de beneficiados iba a ser mayor en relación con el Seguro popular, lo cual requería de mayores recursos.

Textual, estableció: “No es ninguna oposición ni mucho menos un complot. Lo que queremos es claridad”.

Sostuvo que sería irresponsable comprometerse “porque crecerá la demanda sin mayores recursos a su alcance”.

Más adelante se manifestó que podrían firmar un convenio de colaboración con el gobierno federal si se transparenta la aplicación de los 40 mil millones de pesos que antes se destinaban al Seguro popular.

Paralelamente surgieron manifestaciones de inconformidad de muchos de quienes formaban parte del Seguro popular, al declarar que de hecho habían quedado sin trabajo y que ninguna autoridad les había señalado cuál sería su situación laboral.

Es de esperarse que en forma paulatina se aclaren las dudas y que no menos importante sea conocer los nuevos puntos de vista de los gobiernos estatales que inicialmente cautelosos, demandaron más información, sobre todo en lo que se refiere a las aportaciones del gobierno federal.

Sin temores en la UAEH

La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) recibió un aumento del presupuesto federal que, aunque no era el esperado, permitirá a la casa de estudios trabajar en este año con tranquilidad.

Así lo aseveró el rector Adolfo Pontigo Loyola, al referir que la institución contará con un total de 2 mil 800 millones de pesos y que en lo que se refiere a la aportación estatal no hubo incremento.

“Esto empero nos permite subsanar algunas actividades. Respetamos las decisiones del Congreso local que a nuestro juicio están bien tomadas”.

Aludiendo a cuentas que fueron congeladas por la unidad de inteligencia financiera (UIF), precisó que continúa el recurso de revisión interpuesto por la dependencia, después de que la Autónoma de Hidalgo ganó un amparo por el derecho de audiencia.

Resaltó que la universidad finalizó el año con una calificación de 0.

90 en los subíndices de participación y transparencia en la segunda edición de la Métrica de Gobierno Abierto 2019, de un análisis de 60 instituciones educativas a nivel estatal.

Buen ánimo en el ayuntamiento

A diferencia de lo ocurrido el año pasado, ahora la relación entre las autoridades de Pachuca con el sindicato que representa a los trabajadores es de llegar a arreglos que satisfagan a las dos partes.

Un ejemplo fue la petición ante la alcaldesa Yolanda Tellería de que se mejore el servicio médico que presta la Cruz Roja y que se trató sin mayores discrepancias en reciente reunión.

Percy Espinoza Bustamante, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de Pachuca (SUTSMP), refirió que había disposición en diferentes temas para que de esta forma se evite una huelga como la que hubo en 2019.

Hay puntos aún por definir en las mesas de trabajo, pero Espinoza Bustamante puntualizó que corresponderán en la misma forma ante la apertura de diálogo entre las partes.

Comentarios