Agremiados al Movimiento Social por la Tierra demandan obras pendientes en el Mezquital

Pachuca.- Alrededor del mediodía de ayer, más de 20 autobuses con agremiados al Movimiento Social por la Tierra (MST) llegaron al Centro Minero, ubicado en Pachuca, para instalar un plantón; las demandas tienen que ver con la atención al campo y algunas obras pendientes en municipios del Valle del Mezquital.

En el lugar quedaron instaladas casas de campaña y los quejosos prevén una estancia por tiempo indefinido.

Los manifestantes destacaron que no es la primera vez que acuden a ese espacio, en donde han solicitado la intervención del gobierno para acelerar el rescate de la producción agroalimentaria y territorial.

De acuerdo con las versiones de las secretarías de Desarrollo Agropecuario de Hidalgo (Sedagro) y de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT), los integrantes del movimiento acudirían a una reunión hasta después de las 17 horas de ayer para determinar si las acciones pendientes serían atendidas.

El movimiento, de presencia internacional, ha negociado varias veces con esas y otras dependencias federales sobre beneficios para su organización, que en su mayoría está conformada por indígenas y trabajadores del campo.

Ayer, la instalación del plantón fue realizada de manera pacífica y agremiados esperaban instrucciones tras la negociación de los dirigentes y las autoridades, sin embargo, hasta el cierre de esta edición estaban instalando la mesa de diálogo.

En 2015, ese movimiento inició su presencia formal en territorio hidalguense con más de 3 mil 500 campesinos reagrupados, quienes desde su primer día marcharon por las principales calles de Tula para dar a conocer la creación de la nueva organización, que a nivel nacional aglutina a más de 100 mil trabajadores del campo.

La intención del movimiento es hacer el reagrupamiento de un conjunto de fuerzas campesinas a lo largo y ancho del país para luchar “por la reconstitución y refundación de la nación”.

Comentarios