El pasado 2 de diciembre el Instituto Federal de Telecomunicaciones emitió los lineamientos generales sobre la defensa de las audiencias, que se ajustan a lo establecido por la Constitución y por la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión. En términos generales se establecen los parámetros que garantizan la defensa de las audiencias y definen el margen y alcance del código de ética y el papel de las defensorías.
De acuerdo con el Comunicado 140 del Instituto Federal de Telecomunicaciones, algunos de los derechos de las audiencias son:

De las audiencias del servicio de radiodifusión y del servicio de televisión y/o audio restringidos

*El respeto de los derechos humanos, el interés superior de la niñez y la igualdad de género.
*Recibir contenidos libres de discriminación.
*Que se diferencie con claridad la información noticiosa de la opinión de quien la presenta.
*Que se aporten elementos para distinguir entre la publicidad y el contenido de un programa.
*No transmisión de publicidad o propaganda presentada como información periodística o noticiosa.

De las audiencias del servicio de radiodifusión
*Que los contenidos de audio o audiovisuales se transmitan en alguna lengua nacional.
*Contar con un defensor que reciba, documente, procese y dé seguimiento a las observaciones, quejas, sugerencias, peticiones o señalamientos en relación con derechos de las audiencias. Al respecto, se fijan directrices para asegurar la independencia e imparcialidad de los defensores y el plazo máximo para desempeñar el cargo, entre otras.

De las audiencias del servicio de televisión y/o audio restringidos

*Recibir la retransmisión de señales radiodifundidas.
*Recibir información sobre la clasificación y horarios en la guía electrónica de programación.
*Existencia de recursos visuales o sonoros que indiquen sobre productos o servicios no disponibles en el mercado nacional.

De las audiencias infantiles

*Que la programación en el servicio de radiodifusión dirigida a las audiencias infantiles difunda información y programas que fortalezcan los valores culturales, éticos y sociales; evitar transmisiones contrarias a los principios de paz, no discriminación y de respeto a la dignidad de todas las personas; proporcionar información sobre protección contra todo tipo de explotación infantil y de trata de personas; evitar contenidos que estimulen o hagan apología de la violencia; estimular su creatividad, así como su interés por la cultura física, la integración familiar y la solidaridad humana; propiciar su interés por el conocimiento, particularmente en aspectos científicos, artísticos y sociales, entre otros.
*Que la publicidad destinada a las audiencias infantiles no promueva o muestre conductas ilegales, violentas o que pongan en riesgo su vida o integridad física, ya sea mediante personajes reales o animados; muestre o promueva conductas o productos que atenten contra su salud física o emocional; presente a niñas y niños o adolescentes como objeto sexual; persuadirlos de los beneficios de un producto o servicio o incitar directamente a que compren o pidan la compra o contratación de un producto o servicio; muestre conductas que promuevan la desigualdad entre hombres y mujeres o cualquier otra manera de discriminación; entre otros.

De las audiencias con discapacidad

*Contar, en al menos uno de los programas noticiosos de mayor audiencia a nivel nacional, con servicios de subtitulaje oculto, doblaje al español y lengua de señas mexicana.
*Contar con mecanismos que les den accesibilidad para expresar sus reclamaciones, sugerencias y quejas a los defensores.
*Contar, a partir del 14 de agosto de 2017, en las señales de alcance nacional y aquellas transmitidas por instituciones públicas federales, con lengua de señas mexicana o subtitulaje oculto en idioma nacional en la programación que transmitan de las 6 a las 24 horas.
Cabe señalar que estos lineamientos fueron producto de una consulta pública y, se supone, deben entrar en vigor a los 30 días hábiles luego de que se publiquen en el Diario Oficial de la Federación y se podrán consultar en la página web del instituto (www.ift.org.mx). En 30 días hábiles más los concesionarios se ven obligados a observar estos puntos.
Sin embargo, su enunciación sigue siendo general y de cumplimiento discrecional porque en éstos no se señalan sanciones ni medidas punitivas que garanticen un verdadero y real cambio en la producción, emisión y difusión de contenidos que por décadas ha sido contraria a todas estas buenas intenciones, porque el principio que priva es la ganancia y se explotan falacias, se exacerban estereotipos y clichés de género y sobre todo se cosifica cualquier tema, derecho o individuo en aras del más auténtico y exitoso lucro. Estos lineamientos son un principio para afinar, para detallar, para convertirlos en plataforma real de respeto a las audiencias y sus derechos. Así como están son una buena carta de intenciones, una misiva a los Reyes Magos.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorEl Pearl Harbor mexicano: japoneses “dueños” de nuestra sal
Artículo siguienteSNE Hidalgo, lugar 10 en cumplimiento de metas 2016
Doctora en ciencias políticas y sociales por la UNAM y especialista en estudios de la mujer por El Colegio de México. Periodista colaboradora en medios desde 1987. Defensora de lectores y articulista del diario Libre por Convicción Independiente de Hidalgo. Integrante del consejo editorial de la agencia de noticias Comunicación e Información de la Mujer AC. Docente universitaria desde 1995 en la UNAM. Profesora investigadora de tiempo completo en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo desde 2008. Integrante y cocoordinadora del grupo de investigación Género y Comunicación en la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación. Línea de investigación y publicaciones sobre periodismo, comunicación y género.