INSUFICIENCIA RENAL CRÓNICA

424
muerte,Insuficiencia renal crónica

Insuficiencia renal crónica, una puerta a la muerte

El riñón es un órgano que mantiene al organismo limpio y saludable a través de la eliminación de sustancias tóxicas, pero cuando falla, comienzan a acumularse

INGRID SHADDAÍ DÍAZ FLORES
Pachuca.- Según cifras de la Secretaría de Salud estatal, entre 10 y 20 por ciento de los pacientes que padecen insuficiencia renal crónica (IRC) en Hidalgo mueren. Ante esa situación, una de las razones es que las personas con ese padecimiento no cuentan con seguridad social, pues solo tenían la opción del Seguro popular que no cubre el tratamiento necesario.

Al respecto, Jorge Zacatenco, jefe del departamento de servicios de salud estatal, explicó en entrevista que el Seguro popular no cubría la IRC, pues el programa únicamente se enfocaba en la prevención de enfermedades o la atención de males que se deriven de ese padecimiento.

“Las hemodiálisis y todo eso como tal no lo cubre, las enfermedades que podrían llegar hacia ella sí las cubrimos. El Seguro popular se enfocaba más hacia la parte preventiva”, refirió el entrevistado.

Cuando hay fallas

El riñón es un órgano que mantiene al organismo limpio y saludable a través de la eliminación de sustancias tóxicas. Su función principal es desechar las toxinas y el exceso de líquidos del organismo por medio de la orina.

Por lo tanto, los riñones mantienen en el cuerpo la cantidad adecuada de agua, sin embargo, cuando esos órganos fallan pierden la habilidad para remover el exceso de toxinas en forma de orina y por el contrario genera hinchazón.

Uno de los tratamientos para atender la insuficiencia renal crónica es la hemodiálisis, que elimina sustancias tóxicas del organismo y extrae el exceso de líquido en la sangre que normalmente se elimina por medio de los riñones, ello a través de una máquina que drena y la limpia.

Ese tratamiento consiste en implantar un catéter, es decir,
un tubo de plástico que se coloca en el cuello, tórax o ingle en una vena central de quien padece IRC y se conecta con una máquina que cumple la función del riñón que regresa la sangre limpia. Ese proceso lleva alrededor de cinco horas por sesión.

Sin embargo, los costos de la hemodiálisis en clínicas particulares oscilan entre mil 200 y mil 600 pesos y generalmente deben cubrirse tres sesiones por semana, lo que equivale a un costo aproximado semanal de 3 mil 600 pesos, y por mes los gastos son de 14 mil 400 pesos únicamente de la hemodiálisis, ello sin medicamentos.

José Luis Ruíz González, paciente de hemodiálisis, aseveró que es muy costoso llevar el tratamiento, “yo tuve que buscar un empleo el cual me aceptara en mi condición, con el cual obtuve la prestación del IMSS y ahorita es lo que me ha sacado adelante con los gastos”.

Para Barack Castro, otro paciente que sufre IRC, esa situación es difícil de sostener pues expresó que no es fácil “quedarse hasta sin comer” por pagar las sesiones de hemodiálisis. Otro de los afectados, Ángel Muriel, refirió que esa enfermedad es muy costosa y aún con el IMSS hay ocasiones que no tienen el medicamento y deben comprarlo de manera particular.

Entre 10 y 20% de los pacientes que padecen IRC en Hidalgo mueren, según cifras de la Secretaría de Salud estatal

Riñón: laboratorio sensible

La principal función del riñón es producir orina y purificar la sangre, por ello cuando uno o ambos fallan las personas comienzan a enfermar al grado de llegar a la muerte si no reciben el tratamiento adecuado mientras esperan un trasplante.

Para comprender sus funciones es importante mencionar que los alimentos que se consumen diariamente contienen proteínas, las cuales son necesarias para el crecimiento y reparación del cuerpo.

Sin embargo, esas sustancias generan productos de deshecho que pueden convertirse en un veneno para el organismo si el riñón no cumple con su función de filtrarlos de la sangre y expulsarlos a través de la orina.

La eritropoyetina es una sustancia que generan los riñones y que sirve para producir glóbulos rojos; sin embargo, las personas que padecen insuficiencia renal producen una cantidad muy baja de esa proteína y por consiguiente disminuye la cantidad de glóbulos rojos y eso a su vez resulta en anemia.

María, una paciente con IRC, explicó que “la eritropoyetina está muy cara. La comprábamos en 250 pesos cada ampolleta, y la necesito para no sentirme muy cansada. Es necesaria para toda la vida”.

Los costos de la enfermedad

En la clínica privada Intermédica, ubicada en Pachuca, personal que solicitó no revelar sus datos, aseguró que es frecuente que las personas tengan dificultades para pagar las hemodiálisis, “para pacientes privados que no tienen seguro es muy difícil a veces completar para una sesión”.

Comentaron que los pacientes con IRC que requieren hemodiálisis no pueden dejar de lado sus tratamientos sin importar que no cuenten con los recursos económicos “porque se ponen mal, se les suben las toxinas”, dijeron.

“Hay pacientes que nada más vienen a veces una vez a la semana o una vez cada 15 o 20 días por la cuestión económica. Para ellos es muy difícil porque se les va acumulando agua y se empiezan a intoxicar más”, explicó una de las empleadas de Intermédica.

Entre los problemas que pueden derivar al no efectuarse la hemodiálisis destacan complicaciones de corazón, presión.

En ese sentido, María Flores, paciente que sufre IRC, explicó que le recetaron tres hemodiálisis por semana, sin embargo, refirió que por la falta de recursos económicos no podía cubrir con la cantidad requerida, por lo que esa situación le trajo problemas de salud.

“Me daban muchos calambres y me sentía mal; seguido me tenían que poner oxígeno porque ya después sentía que me faltaba el aire. Y pasando más tiempo empecé a convulsionar por las toxinas. Yo me perdía, no me daba cuenta de nada.”

Por lo que para cubrir el costo de los tres tratamientos recurrió a donaciones de personas conscientes de su situación.

muerte,Insuficiencia renal crónica

Comentarios