Pachuca.- Pese a que la alcaldesa de Pachuca Yolanda Tellería Beltrán obtuvo la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) para trasladar la basura del municipio a Mineral de la Reforma, el alcalde Raúl Camacho Baños manifestó que la planta de transferencia no tiene capacidad para solventar los desechos capitalinos.

“Me llamó la presidenta municipal pidiéndome el apoyo y le dije que yo podía ayudarle unos cuatro o cinco días, pero con el consentimiento de Semarnath, porque nosotros operativamente no tenemos capacidad”, destacó el edil de la vecina demarcación.

Agregó que el lugar donde se ubica la estación, a un costado del relleno sanitario de la localidad Apepelco, que en mayo de 2018 fue clausurado por Semarnat y posteriormente sufrió un incendio, es reducida y recibe diariamente cerca de 120 toneladas de residuos sólidos.

Por lo anterior, la acción planteada por el ayuntamiento de Pachuca resulta complicada, pues son generadas diariamente entre 350 y 380 toneladas de desechos caseros, lo que hace necesario que el municipio busque otra alternativa para su disposición final.

“En un momento solidario con la alcaldesa de Pachuca le podría recibir la basura por unos días, pero la planta es muy pequeña porque es de transferencia y no tenemos la capacidad; tan solo nosotros traemos 20 unidades diarias y ellos más de 50, el movimiento sería imposible, además que el tonelaje es tres veces más que nosotros.”

Recalcó que la medida es solo una solución inmediata ante la contingencia que vive la ciudad; esto, luego del cierre del relleno de El Huixmí, mismo que fue clausurado el lunes por ejidatarios del espacio que acusaron la falta de pago por parte de la alcaldía de la Bella Airosa.

En tanto, recordó que cuando la Reforma se vio en una situación similar ante el incendio de su basurero, tuvo que trasladar los desechos a Santiago Tulantepec, pues proyectos analizados por ambas administraciones, como la consolidación de un relleno metropolitano, no han visto la luz porque la última decisión está en manos del gobierno del estado.

Comentarios