Pachuca.- Pese a que la cancelación de eventos selectivos para los Juegos Olímpicos (JO) pegó fuerte en el ánimo de Nabor Castillo, el judoca hidalguense sigue firme en la meta de conseguir el boleto a Tokio 2020 ahora que ese fue aplazado ante el compromiso por la pandemia del coronavirus (Covid-19), lo cual abrió la posibilidad de la recalendarización de eventos que otorguen puntos para la justa.

En entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo, Castillo, quien busca acudir a sus segundos JO, admitió que cuando comenzaron a suspender los torneos fue un momento decepcionante, pues sintió que el trabajo y los sacrificios realizados para lograr la clasificación no valieron la pena.

“Estoy un poco desanimado por lo que pasa, el esfuerzo que hice por ir a Europa, sacrificar a mi familia, el tiempo, estar en Europa para competencias internacionales, para conseguir puntos para los Olímpicos y empezaron a cancelar los eventos, estaba haciendo una gran inversión, pero tengo que seguir aquí mi preparación”, mencionó.

Para el judoca, lo más difícil que ha enfrentado como deportista ahora es mantenerse encerrado en cuarentena pues, indicó, los atletas de alto rendimiento están acostumbrados a un ritmo muy fuerte de actividad y ahora son orillados a realizar los entrenamientos en casa.

“Imagino que todos estamos con una desesperación de salir, de hacer ejercicio, de seguir con nuestra rutina, pero es parte de este momento que vivimos, creo que la mejor manera de evitar la enfermedad es mantenernos en casa, seguir indicaciones, hacer lo que podamos hacer en nuestros hogares y estar alertas a la reestructuración de los Juegos Olímpicos.

” Nabor Castillo indicó que por el momento desconocen cómo será el nuevo proceso olímpico, pues varios eventos quedaron pendientes, por lo que deben esperar a que la pandemia pase para que los federativos definan cómo será el camino a seguir.

“No sabemos si van a retomar más competencias o serán las mismas, es una incertidumbre pero debemos esperar a que pase esta pandemia.

” El deportista costeó con recursos propios su estancia durante los meses que estuvo en el extranjero, además de los gastos de competencia, por lo que ve con buenos ojos que la Federación Internacional de Judo pudiera apoyar financieramente a los atletas en caso de que el periodo de clasificación se alargue.

“Regresé a tiempo”

Castillo estaba en España cuando el torneo de Marruecos, al que acudiría, fue cancelado por el Covid-19. El judoca pasó poco más de dos meses fuera de México, tiempo en el que compitió en certámenes en Israel, Alemania y Francia, además de mantener campamentos en Austria y España.
Justo estaba listo para competir en el Grand Prix de Marruecos cuando el evento fue cancelado, y posteriormente el de Rusia, ante el brote de coronavirus en Europa.
“Cuando regresé apenas empezaba a escucharse del tema, puede decirse que volví a tiempo. Cuando fue cancelado lo de Marruecos enseguida me regresé a México, cuando me di cuenta que en países como Alemania, Francia y España estaba el brote y presentí que cada vez iba a ser más peligros, decidí volver y estuve encerrado en mi casa unos días.”

Comentarios