La búsqueda de soluciones a los problemas que aquejan a la sociedad nunca pasa inadvertida, como en los relacionados a la inmigración, seguridad, economía, medio ambiente, generación de empleo, entre muchos otros; pero un resultado muy importante que pasa inadvertido, pese a sus beneficios sociales concretos, se refiere a las becas e intercambios estudiantiles, porque son muy útiles para forjar lazos humanos, destruir prejuicios sobre otros países en un mundo plagado de conflictos en el que es necesario el aumento de becas e intercambios estudiantiles, porque se convertirá en un punto de inflexión y una de las mejores maneras de hacerlo para que con el tiempo se reduzcan los prejuicios que han obstaculizado la integración económica, como sucede en nuestra región de América del Norte, ya que podría tener un impacto mucho mayor para los ciudadanos y las relaciones para la prosperidad que todos los acuerdos del TLC y, al contrario de ello, esto puede hacerse realidad.
Por otro lado, parte importante de la formación de un sistema de educación pública y de calidad es garantizar a todos sus estudiantes, más allá de su situación socioeconómica, no solo el acceso a la educación, sino una serie de condiciones que aseguren bienestar durante su periodo como estudiantes. Por ello, todos los avances concretos que se observan en este ámbito son alentadores y deben ser bienvenidos, porque ellos son resultado de las mejoras demandadas por los propios estudiantes y sus familias, buscando fortalecer la igualdad de oportunidades en una sociedad que se ha caracterizado por altos índices de desigualdad. Con todo, el aumento de recursos no garantiza por sí solo el avance en este ámbito, que debe ir acompañado de factores cualitativos, como el esfuerzo de cada estudiante y la calidad de los servicios ofrecidos por cada institución.
Por ello, es muy importante el reconocimiento del presidente del Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Gerardo Sosa Castelán a la labor de Ana Karen Cervantes Contreras, quien obtuvo el segundo lugar a nivel mundial en el concurso RSI Undergraduate Scholarship y obtuvo una beca de 2 mil 500 dólares, misma que fue entregada por el presidente del Patronato de la máxima casa de estudios de la entidad. El trabajo que presentó Cervantes Contreras fue un ensayo sobre la ley que condiciona la construcción de carros de ferrocarril para que contengan solamente piezas manufacturadas en la Unión Americana.
Además, Gerardo Sosa resaltó el hecho de que el Railway Supply Institute haya determinado que fuera la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo el conducto mediante el cual se entregara esa beca económica a la destacada alumna. “Esto demuestra la confianza que se tiene en una institución educativa como la UAEH”.

Comentarios