Nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), reconoció con el título de Doctor Honoris Causa al expresidente colombiano César Gaviria Trujillo: “La universidad mexicana le condecora así por su destacada gestión como presidente del gobierno colombiano, en virtud de su gran trayectoria de servicio en favor de su nación, principalmente en temas de paz, seguridad y democracia, así como en su intervención como secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) de 1994 a 2004”.
El exmandatario César Gaviria recibió la distinción como Doctor Honoris Causa de la UAEH, donde manifestó su satisfacción y orgullo por estar en México, “pero sobre todo de ser aceptado como un nuevo miembro de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Me siento muy honrado al recibir este doctorado Honoris Causa y sumarme a un proyecto de gran ambición y de gran futuro, como lo es el de la Autónoma de Hidalgo”.
También expresó su gratitud a las autoridades universitarias y comentó que México y Colombia deben trabajar juntos y mantener la integración regional ante las decisiones que Estados Unidos (EU) pueda tomar.
La UAEH está en el camino del éxito porque su proyecto educativo tiene sentido, posee los medios y cuenta con una comunidad educativa dispuesta a hacer los esfuerzos necesarios.
Asimismo, felicitó a la UAEH por estar entre las 50 mejores universidades de América Latina, de acuerdo con el ranking Times Higher Education, no solo por el hecho de formar parte de esa lista de excelencia, sino también porque ese éxito es la consecuencia de un Plan de Desarrollo Institucional bien ordenado. Refirió que “da mucho gusto ver cómo ha crecido la universidad, eso es muy importante, mejorar el sistema educativo, siempre debe ser una prioridad”. Actualmente, los países latinos deben buscar la integración regional, a través de ayudar a las naciones centroamericanas para lograr un proyecto político de largo plazo, por lo que, indicó, “México tiene que volver a mirar qué aprovecha de los potenciales mercados que hay en Latinoamérica y que comienzan a ser mucho más significativos de lo que eran hace décadas”.
En efecto, las relaciones entre universidades y países deben diversificarse más, para enfrentar los desafíos y sus problemas comunes por medio de la educación superior; pero no basta, también, es necesario la constancia, el trabajo continuo, el mantener y actualizar las líneas de trabajo conjunto, porque actualmente los pueblos requieren universidades e institutos de educación superior que enfrenten los enormes retos que tienen. Además, a largo plazo debe buscarse la excelencia, un propósito muy ambicioso, pero es un tipo de ambición necesaria en cualquier proyecto que quiera desarrollarse con éxito, en donde la voluntad de trabajo conjunto y amplio consenso debe privilegiarse, porque la gran mayoría de los ciudadanos esperan ese avance y desarrollo, por el bien de los países y sus habitantes, y alcanzar la integración regional.

Comentarios