San Pablito

Una representación de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) intervino ante la inconformidad de comunidades y pueblos de Puebla e Hidalgo que se oponen a la construcción del gasoducto Tula-Tuxpan, a quienes recomendaron mantenerse unidos y organizados.
Por primera vez, ese organismo internacional visita la zona limítrofe de ambos estados para observar la situación de los derechos humanos en torno a la construcción del gasoducto promovido por la transnacional TransCanada, a través de su filial Transportadora de Gas Natural de la Huasteca.
En el salón de usos múltiples de San Pablito, Puebla, llegaron habitantes de Santa Mónica y San Nicolás, de Tenango de Doria, así como personas de Huehuetla, Acaxochitlán y Agua Blanca, quienes expusieron a los representantes de la ONU que la construcción del gasoducto dañará el ecosistema de la región, zonas de manantiales para el uso humano y lugares sagrados, por lo que demandaron que sea suspendido.
Muchos de los asistentes plantearon sus demandas en otomí y náhuatl, que fueron traducidas a través de intérpretes a los relatores de la ONU.

Demandas

San Pablito, Puebla, está ubicado en la zona limítrofe con Hidalgo, por lo que ese encuentro reunió a habitantes de las localidades de ambos estados.
Los pobladores señalaron que TransCanada no consultó a los habitantes de las localidades para la construcción del gasoducto, pese a que personal de la empresa ya intervino en localidades como Montellano, Puebla, donde presiona a pobladores para la venta de terrenos. En Hidalgo se han hecho marcaciones de la posible ruta del ducto, que atraviesa sobre el principal centro ceremonial de Santa Mónica.
Acusaron que la transnacional pretende iniciar el proyecto en esa región con una manifestación de impacto ambiental y social manipulada.
Durante su intervención, pobladores de Tenango de Doria acusaron al presidente municipal Aldo Molina Santos de ocultar información sobre los estudios de impacto ambiental del gasoducto.
Al recorrer la zona limítrofe de Hidalgo y Puebla, este diario constató que por el momento no hay maquinaria de TransCanada en la región.
Al finalizar ese evento, la representación se dirigió a la comunidad pahutlense de Montellano, donde se reunió con pobladores de los municipios de Tlaxco y Tlacuilotepec, Puebla.
A esa reunión asistieron habitantes de San Antonio el Grande, Huehuetla, quienes reclaman afectaciones, dado que el agua con la que se abastecen proviene de los manantiales de Montellano.

Comunicado

A través de un comunicado de prensa, la ONU-DH informó que ayer realizó “una misión a la Sierra Norte de Puebla para sostener reuniones con los integrantes de los pueblos y comunidades indígenas de la región, incluyendo a las comunidades de Zacacuautla, San Pablito y Montellano.

“El objetivo de esta misión es obtener mayor información sobre la situación de los derechos de estas comunidades indígenas en relación con sus tierras, así como compartir datos sobre estándares y los recursos del sistema internacional de protección de derechos humanos.”
La ONU-DH buscará reunirse con otras contrapartes, incluyendo autoridades y empresas, para dar seguimiento a la información recibida.

Comentarios