Denunciaron que desde hace 10 años existe esa problemática

Pachuca.-

Durante más de 10 años, las autoridades del gobierno estatal y de Mineral de la Reforma no han atendido la problemática de la colonia Los Tuzos, que constantemente sufre inundaciones. Después de la fuerte lluvia del jueves, vecinos reiteraron las quejas y puntualizaron que los políticos solo asisten cuando es tiempo de elecciones.
“Aquí vino una vez (el exgobernador Francisco) Olvera, y en ese momento una de las soluciones fue que nos reubicaran, pero teníamos que pagar la otra casa y terminar de pagar esta, y pues eso es imposible, si yo ya he querido mudarme, pero ¿quién me compra mi casa con este problema?”, refirió uno de los vecinos.
Tras la lluvia, lo que queda es hacer limpieza; a la mañana siguiente los muebles permanecen en la calle, esperando el Sol para secarse, mientras las familias hacen las labores pertinentes y toman precauciones, porque seguro volverá a llover y volverá a inundarse.

Ayer, en redes sociales resaltó el hecho de que algunos políticos se tomaron fotografías en el lugar de la inundación. Al respecto, los vecinos indicaron que es un asunto sin precedentes, ya que algunos llevan 10 años viviendo ahí y saben que si no es periodo electoral, nadie los visita.
“No es un problema de ayer, vivimos así los 365 días del año; muebles, paredes, todo está así, hacen trabajos de mantenimiento en la calle principal, pero esto es de todos los años, siempre en temporada de lluvias y huracanes.”
Narraron que el exmandatario Francisco Olvera visitó una vez la colonia, como es el caso del gobernador actual Omar Fayad, no obstante, esa problemática se ha discutido desde la creación del fraccionamiento.

“Una solución sería nuestra reubicación, pero que nos convenga y sea para nosotros, porque en tiempos de elección todos quieren… por ejemplo, el proyecto de pozos lo tienen en pausa.”
Sobre el robo de la bomba instalada en Los Tuzos, hecho ocurrido el 16 de mayo de 2017, y que ayudaba a prevenir inundaciones, los vecinos explicaron que ellos son los que la necesitan, por lo que presumen que fue el mismo personal de la Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales (Caasim) quien presuntamente la hurtó.
El jueves, después de la tromba que azotó la Zona Metropolitana de Pachuca, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) apoyó con una bomba para despejar de agua las calles.
Y mientras las vías son limpiadas y desinfectadas, entre los vecinos la zozobra se mantiene, pues saben que tarde o temprano el cielo volverá a ponerse negro.

Comentarios