En nuestro país existen desafíos pendientes muy grandes en cuanto a inversión en ciencia, tecnología y, desde luego, en cobertura e infraestructura. Principalmente para desarrollar investigación en la provincia mexicana, con problemas como los que mencionó el bien recordado científico y quien fuera Premio Nacional de Ciencia y Tecnología, el doctor Carlos Beyer Flores, quien dijo “Sobre los peligros de la excelencia […] para evitarlo lo que se requieren son estrategias innovadoras y diferentes a las utilizadas desde hace unas décadas […] además, ¿por qué una política aparentemente irreprochable no ha tenido los efectos deseados? Todo esto apunta a que: la acción prioritaria de la política científica mexicana debe ser la formación de recursos humanos para la investigación […] Porque la propuesta para desarrollo de la investigación en provincia es preferible por sus resultados sociales concretos”.
En efecto, se deben impulsar los cambios para fortalecer la educación de provincia con sus universidades pero sin trasplantar ideas y necesidades ficticias que no estén de acuerdo con la realidad de cada estado, porque se corre el riesgo de la importación de exitismo, que solo beneficia a unos cuantos y no a la población en general.
Por otro lado, hacer “lo correcto” representa solo un aspecto, el otro es “hacer las cosas correctamente” y que se refiere a cómo lograrlo, porque es mucho más complejo ejecutar los planes que solo mencionar la estrategia, en esa ruta se encuentra la Universidad Autonóma del Estado de Hidalgo (UAEH) que abrió la convocatoria para estudiar los programas de maestría y doctorado en diversas áreas del conocimiento distribuidas en los institutos incorporados a la casa de estudios, recursos humanos de alto nivel en investigación tan necesarios para el desarrollo en diversos ámbitos de nuestro estado y nación.
Finalmente, a la larga la construcción de muros entre naciones no resolverá nuestros problemas, al contrario, se deben tender puentes de entendimiento, de intercambio de ideas y de inversión en el talento, y la inteligencia en las naciones para resolver los graves problemas como son las migraciones humanas masivas alrededor del mundo, o el nuevo escenario económico mundial, por lo que es un gran error recortar fondos a la investigación, la ciencia y tecnología, al contrario, ahora es cuando más se tiene que invertir en la inteligencia mexicana. Por lo que quizá nos recuerda la frase: “El arte es yo, la ciencia es nosotros” del científico del siglo XIX Claude Bernard, quien se refería a lo restringido del trabajo individual que solo es acotado a los talentos propios y posibilidades; pero, en la ciencia como en la vida trabajando juntos nada nos detendrá.

Rating: 2.0. From 1 vote.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorGracias totales, Chuck
Artículo siguientePone CMIC en marcha observatorio anticorrupción
Doctor en ciencias de los materiales, ingeniero minero metalúrgico por la UAEH y maestro en ciencias en geología minera por el Instituto Politécnico Nacional. Profesor investigador de la Autónoma de Hidalgo y miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Colabora en Libre por convicción Independiente de Hidalgo desde 2009.