¿Sabías qué en 2009 irrumpió en Internet la criptodivisa, o como se conoce hoy en día, el Bitcoin, que no es más que una moneda digital?
Desde su creación, han surgido muchas controversias a su alrededor, en especial porque esta moneda no cuenta con el respaldo de un gobierno o un emisor central, por lo que para muchos es algo que no tiene ningún valor. Sin embargo, quienes apostaron al Bitcoin entre 2010 y 2011 han obtenido ganancias millonarias, lo que ha hecho que surja la interrogante, el Bitcoin, ¿es una buena o una mala inversión? Para obtener una respuesta a ello, se tiene que tomar en cuenta una serie de aspectos.
Los Bitcoin se generan a través de una plataforma de código libre que resuelve complejos algoritmos mediante un proceso que se conoce como minado (para mayor información consulte liga www.comunidadbitcoinmexico.com).
Para el resguardo de los Bitcoin es necesario que los usuarios cuenten con una cartera o billetera virtual especial para esa moneda, se instala con un software en tu computadora personal, teléfono u otro dispositivo móvil.
Cuando se cumple con ese proceso, se obtiene una dirección única para ti, es algo así como tener un e-mail. Con esa dirección se crean firmas digitales y se verifica la identidad para el acceso a la cartera.
Hacer transacciones con Bitcoin es muy sencillo, solo debes compartir la dirección de tu billetera o cartera con quien vayas a realzar las operaciones. Los bitcoins que nosotros recibamos en nuestra dirección no representan ningún archivo de nuestro ordenador, ningún metal, papel o cadena de texto, sino que en realidad se trata de un valor que nuestra dirección puede tener. De la misma manera que la cuenta de tu banco no representa dinero que está literalmente ahí, sino que es un valor que tu banco le da a tu cuenta.
Ejemplo: Mario tiene 50 pesos en su cuenta de banco y por lo tanto el valor de la cuenta de Mario es de 50 pesos. Cuando Mario se gasta 20 pesos, el banco hace un registro de la transacción y apunta el nuevo valor de la cuenta de Mario que ahora es de 30 pesos.
Las direcciones de Bitcoin funcionan de la misma manera. A cada dirección le corresponde un valor que puede subir o bajar según las transacciones que realicemos.
Ejemplo: Mario tiene 10 bitcoins y decide enviar dos bitcoins a María. Mario usa su clave privada para autentificarse y anunciar una nueva transacción a la red. Posteriormente la red Bitcoin toma nota de esta transacción y registra el nuevo valor de la dirección de Mario y de María: “Dirección de Mario: ocho bitcoins / dirección de María: dos bitcoins”. Esa nueva transacción queda ahora respaldada en un registro colectivo e inalterable para que nadie pueda modificarlo y hacer trampas. Cuando María quiera gastar sus bitcoins, el proceso se repetirá de nuevo.
Al igual que en la vida real, su monedero debe estar protegido. Bitcoin permite transferir dinero a cualquier lugar fácilmente y le permite tener el control sobre su dinero. Estas grandes características también conllevan riesgos de seguridad. Al mismo tiempo, Bitcoin ofrece altos niveles de seguridad si se usa correctamente. Recuerde siempre es su responsabilidad adoptar las medidas adecuadas para proteger su dinero.
La popularidad del Bitcoin para invertir se ha incrementado bastante en los últimos años, en especial porque ha mantenido una fluctuación que le ha permitido a quienes le han apostado obtener ganancias bastante interesantes. Actualmente, el Bitcoin se utiliza para invertir en trading financiero y la bolsa de valores lo que le da solidez en el mercado, además es una buena fuente para apalancamientos y obtener ganancias en las inversiones. Sin embargo, la recomendación es que cuando piense en invertir utilizando esa moneda digital, sea prudente. ¿Usted qué opina?

Comentarios