Pachuca.- Por primera ocasión en su historia, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) obtuvo el registro de dos patentes en Estados Unidos (EU) relacionadas con las propiedades desinfectantes y antibacterianas de la jamaica, esto gracias al trabajo de investigación de científicos con una trayectoria de casi 16 años en el tema. Cabe mencionar que ninguna otra institución de educación superior en la entidad tiene un logro de esa magnitud.

Una de las dos patentes internacionales corresponde a la creación de un desinfectante con base en jamaica, cuyos autores son los doctores Javier Castro Rosas, Carlos Alberto Gómez Aldapa y José Roberto Villagómez Ibarra, los tres del área académica de química del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI).

A lo largo de su investigación, Javier Castro y Carlos Gómez Aldapa han ingresado un total de 23 solicitudes de patentes relacionadas con la jamaica; de las cuales, siete nacionales lograron su registro en 2019, entre septiembre, octubre y noviembre, y dos internacionales que fueron concedidas en mayo y julio de este año.

La segunda patente registrada en EU corresponde a un compuesto de la jamaica, conocido como ácido hibiscus, el cual fue descubierto por otros científicos desde la década de 1960, pero no se conocían sus propiedades antimicrobianas.

El trabajo científico de los doctores Javier Castro y Carlos Gómez Aldapa fue descubrir su alta capacidad antimicrobiana, incluso contra bacterias resistentes a antibióticos. Por ello, la ley internacional lo reconoce como un descubrimiento novedoso y les otorgó la patente.

Una flor rica para la salud

La jamaica es una flor que tiene un elevado contenido de ácidos orgánicos, entre ellos el cítrico, málico y tartárico. Debido a sus características organolépticas, es decir, su olor, color, textura y propiedades químicas, el extracto se utiliza frecuentemente como corrector del sabor de otras bebidas o de medicamentos.

Pero también posee grandes virtudes medicinales, pues tiene propiedades anticancerígenas, hipoglucémicas, antiobesidad, antihipertensivas, antiinflamatorias, antioxidantes, antiparasitarias, además, ayuda a prevenir infartos al corazón, es hepatoprotectora, fortalece el sistema inmune, diurética y ligeramente laxante.

Desde hace 19 años, Javier Castro Rosas lidera un grupo de investigadores con el proyecto titulado “Desarrollo de nuevos productos a base de jamaica contra bacterias dañinas resistentes y no resistentes a antibióticos para su uso en alimentos y en la medicina humana y veterinaria”.

La resistencia de las bacterias a los antibióticos es un problema mundial y el equipo de científicos de la Autónoma de Hidalgo estudió microorganismos patógenos presentes en los alimentos que se consumen en la entidad y encontraron que los alimentos que se consumen en la entidad pueden estar contaminados con bacterias patógenas como salmonella; destacándose que más del 50 por ciento de las cepas de salmonella aisladas de los alimentos fueron resistentes a por lo menos 10 antibióticos.

Ante esos resultados, evaluaron el efecto antimicrobiano de más de 100 diferentes tipos de plantas utilizadas como alimentos, condimentos o en la herbolaria y descubrieron que los cálices de jamaica tienen la más elevada actividad antimicrobiana.

Posibilidad de efecto contra el Covid-19

El estudio de las propiedades de la jamaica que realiza el grupo de investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo desde hace casi 16 años generó la creación de diferentes fórmulas de desinfectantes para frutas y hortalizas que contienen
compuestos de los cálices de la jamaica.

Por sus resultados con la jamaica, solicitaron 23 solicitudes de patente; 21 de ellas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y dos en Estados Unidos. De todas ellas, siete fueron concedidas en México en 2019 y las dos internacionales
fueron otorgadas en mayo y julio de este año.

En ese camino de investigación y generación de nuevo conocimiento, los científicos Javier Castro y Carlos Gómez Aldapa lograron identificar las propiedades y funciones del ácido hibiscus, hallazgo que ya cuenta con patente internacional y hay interés de una empresa farmacéutica para su aplicación.

Mientras van logrando el reconocimiento y el registro de sus hallazgos, las investigaciones del grupo no paran y tienen previsto registrar en este año otras 10 solicitudes de patentes relacionadas con las propiedades de la jamaica en México y una más en EU.

Con las actuales patentes de jamaica, una posibilidad es demostrar que el desinfectante con base en esa flor y su compuesto conocido como ácido hibiscus pueden tener algún efecto contra el coronavirus (Covid-19), porque existen antecedentes de científicos en otras partes del mundo sobre el efecto de la jamaica contra diferentes virus como el de la hepatitis A, sarampión, herpes humano y, de manera reciente, de la influenza A H1N1.

Javier Castro Rosas

Es doctor en ciencias de los alimentos por la Universidad Autónoma de Querétaro; maestro en ciencia y tecnología de los alimentos también por la misma institución, y químico farmacobiólogo por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con el nivel dos.

Es profesor investigador en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), donde trabaja en las líneas de microbiología e inocuidad alimentaria, así como tecnología de alimentos.

Es consultor internacional en temas de inocuidad y seguridad alimentaria; entre otros, para la Texas A&M University, para el Food Safety and Inspection Service y el Animal and Plant Health Inspection Service, ambos de la Secretaría de Agricultura de Estados Unidos.

Ha recibido importantes premios, entre otros el primer lugar nacional en innovación, categoría básica, otorgado por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior de México (ANUIES); y dos veces el Premio Hidalgo de Ciencia, Tecnología e Innovación en 2015 y 2016.

Tiene siete patentes otorgadas por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial y otras 33 solicitudes; recientemente, obtuvo dos patentes internacionales en EU.

Carlos Alberto Gómez Aldapa

Es doctor en ciencias de los alimentos por la Universidad Autónoma de Querétaro; maestro en ciencias y tecnología por la Universidad Autónoma de Sinaloa e ingeniero bioquímico en alimentos por el Instituto Tecnológico de Culiacán.

Desde hace 18 años, es profesor investigador en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo; donde es investigador líder del cuerpo académico de química de alimentos.

Ha presentado alrededor de 140 trabajos en congresos nacionales e internacionales en las áreas de ciencias de los alimentos y ambientales.

Además de 12 premios y reconocimientos; entre ellos, en dos ocasiones recibió el primer lugar del Premio Hidalgo de Ciencia, Tecnología e Innovación, en la categoría ciencia, en 2015 y 2016.

Es miembro del SNI nivel dos de 2019 a 2023 y cuenta con el perfil del Programa para el desarrollo del profesional docente de la Secretaría de Educación Pública.

Como investigador, cuenta con 33 solicitudes de patente, nacionales e internacionales, de
las cuales ha logrado siete en México y dos en Estados Unidos, la mayoría relacionadas con propiedades desinfectantes y antibacterianas de la jamaica.

José Roberto Villagómez Ibarra

Es doctor y maestro en química orgánica, ambos grados por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), del Instituto Politécnico Nacional, y químico farmacobiólogo por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores desde 1991 y cuenta con el perfil deseable en el Programa para el desarrollo del profesional docente de la Secretaría de Educación Pública desde 1996.

Desde 1995, es profesor investigador en el Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

Como investigador, cuenta con reconocimientos por su participación con 90 trabajos en congresos nacionales e internacionales; por la presentación de 40 conferencias nacionales; por participar en 45 tesis como jurado y miembro de los comités y ha dirigido 26 tesis de licenciatura y posgrado.

Es autor de 54 artículos en revistas científicas con arbitraje y seis capítulos de libros.

Ha participado en 28 proyectos de investigación y tres de ellos fueron reconocidos con el Premio Hidalgo de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Comentarios