Invita IMSS a unidad móvil de mastografías

660
Ubicada en el hospital general de zona con medicina familiar uno
Ubicada en el hospital general de zona con medicina familiar uno

Por su creciente incidencia, el cáncer de mama es uno de los principales problemas de salud de la mujer. Este aumento de la enfermedad se encuentra estrechamente relacionado con el envejecimiento; aunado a esto, la pena por realizarse el estudio se suma como factor de riesgo para padecer cáncer, informó el IMSS delegación Hidalgo.

El cáncer de mama es un problema de salud en crecimiento y con alto impacto, el cual requiere de una respuesta en conjunto de la población y de las instituciones de salud, por lo que es necesario reforzar la educación y la participación de la mujer en el cuidado de su salud.
Es de gran importancia acudir a su unidad médica ya que el estudio de mastografía ofrece más ventajas, como detectar cambios en el tejido mamario dos años o más antes de que se presente el cáncer de mama o que éste siga avanzando, informó Irma Gachuz González, supervisora de salud pública en el IMSS.
El grupo de mujeres con factores de riesgo es muy grande, ya que abarca a las mayores de 40 años, a quien haya tenido su primera menstruación después de los 12 años o su menopausia pasados los 50, su primer embarazo después de los 30 años, que padezcan obesidad o sobrepeso o hayan llevado terapia hormonal por más de 10 años.
La unidad móvil de mastografía estará en el hospital general de zona con medicina familiar uno Pachuca, del 29 de junio al 28 de julio de 2016 y la unidad de medicina familiar 32, del 29 de julio al 12 de agosto 2016 de 8 a 16 horas.
Para solicitar el servicio es necesario acudir bañada, con las axilas rasuradas y sin desodorante, talco ni crema y presentar copia de la cartilla nacional de salud (hoja frontal), de la CURP y de cualquier identificación oficial; el estudio es realizado de forma inmediata de 8 a 16 horas.
El Seguro Social realiza acciones de promoción a la salud a través de estrategias como PrevenIMSS, en las que se busca enseñar a la población la importancia de llevar buenos hábitos, por encima de la atención cuando ya existe un problema médico.
Fomentar y realizar la práctica de la mastografía, es sinónimo de vidas salvadas, por ello se refuerzan estas acciones a través de la instalación de unidades móviles donde las derechohabientes de 50 a 69 años y aquellas de 40 a 49 años con antecedentes familiares de cáncer, pueden efectuarse este estudio sin ningún costo.
El objetivo es promover la participación activa de las mujeres en las acciones de detección temprana, mediante la autoexploración a partir de los 20 años, el examen clínico anual desde los 25 y con la mastografía en mujeres de entre 40 y 69 años, cada dos años.

Comentarios