Invita SSH a tratar problemas de sordera

688
SORDERA

 

Como parte de la prevención y atención de la Secretaría de Salud en Hidalgo (SSH), a través del hospital general Pachuca, campus Arista, se fortalece la atención que se brinda a personas con alguna debilidad auditiva o sordera.
Esa unidad médica cuenta con áreas de audiología y terapia del lenguaje, donde mediante estudios de audiometrías, timpanometrías, emisiones acústicas y de potenciales auditivos, ofrece tratamiento a pacientes de todas las edades.
Los grupos más expuestos a sufrir ese tipo de padecimientos son los recién nacidos y adultos mayores, principalmente quienes presentan enfermedades crónico degenerativas.
Por ello, la SSH exhortó a las embarazadas a mantener un adecuado control prenatal, a fin de prevenir la hipoacusia o sordera en el recién nacido. Problemas que se detectan de manera oportuna mediante el tamiz auditivo neonatal.
Entre los principales riesgos para las personas que no detectan a tiempo esa enfermedad, además de agravar la pérdida auditiva, está el sufrir déficit de aprendizaje, así como problemas del lenguaje o autoestima por el aislamiento social.
Además del tamiz, la SSH recomendó disminuir la exposición al ruido durante eventos sociales, evitar el uso por largos periodos de tiempo de audífonos y utilizar protectores auditivos en caso de ser necesario.
Cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reflejan que más de 5 por ciento de la población en el mundo (360 millones de personas), padece pérdida de audición discapacitante (328 millones de adultos y 32 millones de niños). Una tercera parte de las personas mayores de 65 años sufre ese tipo de sordera.
Las causas de pérdida de audición y sordera pueden dividirse en congénitas y adquiridas, las congénitas pueden determinar la pérdida de audición en el momento del nacimiento o poco después.
La pérdida de audición puede obedecer a factores hereditarios y no hereditarios, o a complicaciones durante el embarazo y el parto como rubéola materna, sífilis u otras infecciones; bajo peso al nacer; ictericia grave durante el período neonatal, que puede lesionar el nervio auditivo del bebé, entre otras.
Mientras que las causas adquiridas pueden provocar la pérdida de audición a cualquier edad debido a algunas enfermedades infecciosas, por ejemplo, la meningitis, sarampión y parotiditis (paperas); la infección crónica del oído y la otitis media.
También, la pérdida de audición se da por la degeneración natural de las células sensoriales durante el envejecimiento o por la obstrucción del conducto auditivo producida por cerumen o cuerpos extraños.
Finalmente, la SSH invitó a la población que presente disminución de la audición, acudir a su unidad médica más cercana para, en caso de ser necesario, ser canalizados al área especializada de esa dependencia para recibir una evaluación completa.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios