Pachuca.- El regidor del ayuntamiento de Pachuca Jorge Ortega Morel calificó de irresponsables las declaraciones de su compañera de extracción priista Liliana Verde Neri, quien aseguró que el municipio cuenta con los recursos necesarios para solventar el aumento salarial que exige el Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de Pachuca (SUTSMP).

Para el también coordinador de la fracción edilicia del Partido Acción Nacional (PAN), es de extrañar las aseveraciones de la regidora, pues al igual que él pertenece a la comisión de hacienda de la actual administración y “sabe perfectamente que la presidencia municipal no cuenta con ese dinero”.

Ortega Morel manifestó que hasta el momento, tanto Verde Neri como Génesis Marcela Vázquez, ambas regidoras del PRI, no se han acercado a las mesas de diálogo que encabeza la alcaldesa Yolanda Tellería Beltrán para buscar soluciones que terminen con el conflicto iniciado por el sindicato desde el 18 de febrero.

Consideró que las declaraciones de las regidoras priistas, emitidas en medios de comunicación a un mes de la huelga, corresponden a una campaña negra en contra de la alcaldesa y “un claro ejemplo de las acciones que realiza el Revolucionario Institucional para desprestigiar a sus adversarios”.

Agregó que lo dicho por sus compañeras tiene tintes políticos y se dan a escasos meses de iniciar las contiendas electorales para elegir presidentes municipales.

Externó su preocupación por el nulo apoyo de Verde Neri y Génesis Vázquez, quienes en vez de unirse a sus compañeros y buscar una alternativa para solucionar la huelga, parece que quieren desestabilizar más al municipio con sus declaraciones.

Esa partida, explicó, corresponde a servicios médicos del personal sindicalizado, capacitación, servicios legales, servicios de estudios y proyectos arquitectónicos, lo que equivale a 45 millones 803 mil 486 pesos, así como al pago del sistema de contabilidad gubernamental, entre otros. Por último, Ortega Morel expuso que le preocupa que la regidora quiera que se gaste más en sueldos que en obra pública.

Comentarios