Irrumpen priistas en tribuna del Congreso

1450
priistas, Congreso

Pachuca.- La falta de acuerdo en el Congreso local persiste. La noche de ayer, simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) irrumpieron en la tribuna para impedir que la bancada del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) leyera un acuerdo que les otorgaría la conducción de la junta de gobierno durante el primer año de trabajo legislativo.

Cerca de las 20 horas, recién reiniciada la primera sesión, que no ha podido concluir desde el martes de la semana pasada, el presidente de la mesa directiva de septiembre Humberto Veras Godoy, de Morena, dio la palabra a su compañera de partido Doralicia Martínez Bautista, quien leería el nuevo acuerdo que daría a Morena la presidencia del Congreso en el primer año y no al PRI, como dio a conocer la junta de gobierno.

Sin embargo, al momento de la lectura, el público presente, a quienes diversos actores reconocieron como simpatizantes priistas, comenzaron a gritar consignas como “respeto a la ley” y “diputados sí, porros no”, frases que no permitieron que se escuchara en el pleno el dictamen que pronunciaba Martínez Bautista.

Al tiempo, la diputada tricolor Mayka Ortega intentó subir a tribuna, lo que propició que diputados morenistas también lo hicieran para formar una valla alrededor de su compañera y el presidente de la mesa directiva Humberto Veras Godoy; más adelante, la bancada del PRI completa subió a tribuna con cartulinas con frases contra Morena, sin que terminaran los gritos.

Minutos después, la situación desembocó en la irrupción de los simpatizantes priistas en la tribuna del Congreso, al parecer incitados por el diputado tricolor Julio Valera; arrancaron los micrófonos, movieron el mobiliario e intentaron bajar a los diputados morenistas, quienes permanecieron en el lugar y continuaron la lectura del decreto sin que se pudiera escuchar.

La situación permaneció así por minutos hasta que llegaron elementos de la Policía estatal, quienes cercaron a los diputados a manera de protección y sacaron a algunos simpatizantes del pleno; sin embargo, aunque algunos continuaron en tribuna, a petición de los propios diputados no hubo un desalojo con uso de la fuerza y los legisladores salieron por la parte de atrás para que terminara la irrupción, quedando la sesión en un nuevo receso indefinido.

La presidencia es para Morena

Minutos más tarde, los morenistas dieron un pronunciamiento ante medios de comunicación en el que explicaron que en el dictamen que trató de leer la diputada Doralicia hacían valer su mayoría y, con el voto de los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Nueva Alianza, Morena presidiría el primer año de la 64 Legislatura, dejando sin validez el acuerdo emitido la semana pasada.

Denunciaron que fueron los priistas quienes irrumpieron en tribuna, situación por la que habrá consecuencias legales. Apuntaron que existe injerencia del gobierno del estado y seguirán luchando por presidir el primer año en el Congreso, pues fue la decisión de la ciudadanía.

De acuerdo con los morenistas, el PRI quiere presidir el primer año para “limpiar sus acciones”, pues incluso en el Congreso existirían “aviadores” con sueldos de hasta 50 mil pesos mensuales, mayor al de un diputado.

Por ahora, según el presidente de la mesa directiva y coordinador parlamentario de Morena Humberto Veras Godoy, la sesión se encuentra, a más de una semana de su instalación, en un receso indefinido y la próxima reinstalación podría ser a puerta cerrada.

La presidencia es del PRI: Perusquía

Por su parte, la coordinadora del PRI en el Congreso María Luisa Pérez Perusquía expresó que la junta de gobierno, órgano que controla la legislatura, se constituyó la semana pasada, por lo que el acuerdo que le dio la presidencia es válido.

Además, acusó que Veras Godoy y los morenistas intentaron imponer un acuerdo unilateral para presidir la legislatura y lo calificó como un “quebranto a la ley orgánica”, pues es “imposible” que el presidente de la mesa directiva diera a conocer una decisión no consensada.

“Queremos sentarnos con los compañeros de Morena a que discutamos este tema, el asunto (la designación de la presidencia) no tiene vuelta de hoja en términos legales. Es un acuerdo legal, la junta de gobierno está formalmente constituida”, explicó la priista.

Además, el diputado priista Julio Valera, a quien responsabilizaron de abrir el acceso a los simpatizantes, negó la acción y dijo trabajar por la legalidad, mientras que su compañera Mayka Ortega denunció que también hubo agresiones contra ellos.

priistas, Congreso

  • En un pronunciamiento los morenistas explicaron que en el dictamen que trató de leer la diputada Doralicia Martínez hacían valer su mayoría y, con el voto de los diputados del PRD y Nueva Alianza, el Movimiento Regeneración Nacional presidiría el primer año

Comentarios