Así como ha ocurrido con Antonio López de Santa Anna, para una gran mayoría de escritores poco grato como conductor del país, Agustín de Iturbide igualmente ha polarizado al ser calificado como uno de los grandes villanos en el pasado de la República.

Pedro J Fernández es autor del libro Iturbide, el otro padre de la patria, quien afirma que “esta es la historia que no te han contado del hombre que liberó a México, se convirtió en su primer emperador y fue aplaudido como Dragón de Hierro”.

Señala que las luchas y personales del personaje adentrarán al lector en batallas poco conocidas de la guerra de Independencia, a su relación personal con la famosa Güera Rodríguez y al que se conoce como el día más feliz que ha tenido México, así como su primer gobierno.

Reitera el escritor que se descubre en su texto, de forma íntima, a uno de los caudillos que definió su época y al que se ha convertido, para muchos, en el otro padre de la patria.

Pedro Fernández es egresado de la Universidad Iberoamericana. Estudió ingeniería en computación y electrónica. En julio de 2010 abrió en Twitter la cuenta @Don Porfirio Díaz, enfocada en la divulgación histórica y cultural de México a través de una sátira particular.

Con más de 200 mil seguidores y menciones constantes en medios de alto impacto, la parodia del dictador se ha convertido en figura imprescindible en redes sociales.

En junio de 2011 participó como dialoguista de “El sexo débil”, serie producida por Argos Comunicación y premiada por el Festival y Mercado de TV-Ficción Internacional.

Hay colaborado, asimismo, en varias publicaciones.

El libro se divide en tres partes: la primera septiembre de 1783-septiembre de 1810, Religión; segunda: septiembre de 1810-1821, Independencia; y tercera: agosto de 1821-julio de 1824, Unión.

El 27 de septiembre de 1783, Agustín Cosme Damián de Iturbide y Arámburu nace en Valladolid, que hoy es Morelia.

En la primavera de 1800 se integra en el servicio militar como alférez del regimiento provincial de Valladolid. Cinco años más tarde se casa con Ana María Huarte.

En 1807 es enviado al Cantón de Xalapa y se encuentra con Ignacio Allende y otros hombres que se unirán a la causa insurgente.

A principios de octubre de 1810, Miguel Hidalgo le ofrece el cargo de teniente general en el Ejército Insurgente, pero no acepta. Poquito después ya lucha en el bando realista.

El 24 de diciembre de 1813 vence a José María Morelos y Pavón en la batalla de las Lomas de Santa Lucía.

En noviembre de 1820 recibe órdenes de combatir a Vicente Guerrero en Teloloapan. En diciembre, de ese año, intercambian cartas.

Asunto culinario: 28 de agosto de 1821, visita a las monjas del convento de Santa Mónica, quienes le preparan chiles en nogada, platillo especial.

El 28 de septiembre, aún 1821, se firma el Acta de Independencia, se establece la junta gubernativa, Iturbide a cargo.

El 18 de mayo de 1822 es proclamado emperador. Ya en 1823, 19 de marzo, abdica a la corona y, finalmente, entre hechos relevantes, el 19 de julio de 1824 es fusilado.

Ya un breve texto relevante, cuando en 1816 lo relevan de mandos militares, confuso, escucha a su esposa que lo insta a seguir luchando por la corona de España y él responde: “¡Lo hice por mí! ¡No tendré esa corona sobre mi cabeza!”
De editorial Grijalbo, la primera edición es de julio de este 2018.

Comentarios