Cantante, músico y compositor con una sensibilidad guiada a los años de 1970, que fue una brújula para sus fans, articulando momentos de dolor y alegría, dejando que sus oyentes sintieran que no estaban solos.

James Vernon Taylor o solo James Taylor, nacido el 12 de marzo de 1948, en Boston Massachusetts, segundo de cinco hijos (todos músicos) de Isaac M Taylor, médico de profesión y Gertrude Woodard, que estudió canto. En 1951, la familia emigró a Carolina del Norte, siendo muy pequeño estudió violonchelo. En 1960, su hermano mayor le presentó la música popular así como el country, que lo motivó a iniciar su aprendizaje en la guitarra. En 1963, comenzó a asistir a Milton Academy, escuela de preparación en Massachusetts. Ese verano, conoció al guitarrista Danny Kootch Kortchmar, con quien formó un dúo de música folk. A los15 años, lejos de su familia, estudió parte de la secundaria en una academia privada de Boston, después retornó a Chapel Hill. A los 16, abandonó los estudios para tocar en eventos locales con la banda de rock de su hermano Alex. Después se mudó a Nueva York, donde sufrió depresión y se recluyó en el hospital psiquiátrico McLean de Massachusetts, lugar que inspiraría algunas de sus primeras canciones, durante su estancia, obtuvo un diploma de la High School secundaria. Tras su liberación en 1966, regresó a Nueva York y formó el grupo La Máquina Voladora, con Kortchmar y Joel O’Brien, tocando en Greenwich Village, siendo contratados por el sello discográfico Rainy Day Records (el nombre tomado de una canción de Taylor Rainy Day Man), con los que editó dos de sus temas “Aclarar su noche con mi día” y “El búho de la noche”, que no tuvieron éxito, por lo que en la primavera de 1967 se desintegraron. En 1968, se convirtió en adicto a la heroína, buscando superar su adicción se trasladó a Londres, donde presentó una cinta de demostración a Peter Asher (exmiembro de Peter & Gordon), que trabajaba para la etiqueta de Apple Records (de los Beatles), grabando su primer álbum epónimo en solitario. Inicialmente, recibió poca atención. No obstante continúo con su adicción a la heroína, eligiendo retornar a los Estados Unidos, para internarse en el Austin Riggs Hospital en Massachusetts. En julio de 1969, ya recuperado lo suficiente como para hacer su debut en la discoteca Troubadour, en Los Ángeles. Poco después se accidentó en una motocicleta y se rompió las dos manos, quedando fuera de circulación para tocar por varios meses. Posteriormente firmó con Warner Bros, trasladándose a California, para trabajar al lado del manager y productor Asher, grabando su segundo álbum, James dulce bebé, lanzado al mercado en febrero de 1970, convirtiéndose en un gran éxito. Con eso, el interés en su primer álbum fue reestimulado. En abril de 1971, trabajó en un nuevo álbum Diapositiva delgada del fango y el horizonte azul, que incluía el tema “Has conseguido un amigo” de la autoría de Carole King, alcanzando un Grammy por “mejor interpretación vocal pop, masculino”. Para noviembre de 1972, sacó al mercado su álbum Un hombre un perro, en noviembre de ese año anunció por la radio, que se había casado con la cantante y compositora Carly Simon. En 1974, cantó a dueto con su esposa, el tema “Pájaro” de Imitation. Para la primavera de ese, se embarcó en una gran gira previendo su próximo álbum, que editó en junio, Hombre caminando. En 1975 el disco Gorila. El siguiente año su séptimo long play En el bolsillo, poco después firmó con Columbia Records, en junio de 1977, inició su debut para ese sello con el vinylo JT, con el que generó nuevas ventas, ya que contenía la canción “Hombre práctico” de Jimmy James, que para febrero de 1978, ganó un segundo Grammy, por ese. En mayo se involucró en un espectáculo musical de Broadway que solo duró 25 representaciones. En 1979, presentó su disco Bandera que contiene un tema de Lennon y McCartney “La coqueta” y otro de Goffin y King “Encima en de la azotea”. En septiembre, colaboró en los conciertos Ningunas Armas Nucleares y apareció en la triple LP y en la película. En 1980, se lanzó de gira por la unión americana sin tener que promover un nuevo álbum. Para ese otoño, participó en el álbum para niños Harmony 2. En 1981, el disco Papá ama su trabajo, que era una respuesta a su abandono en el hogar, antes de que se divorciara. En enero de 1985, actuó en el concierto Rock in Rio, en Brasil. En octubre editó su disco Eso es porqué estoy aquí, el que no fue muy exitoso, pero su fama generó que sus fans lo adquirieran. En diciembre de 1985, se casó por segunda vez, con Kathryn Walker, un mes más tarde salió de gira por Australia. Ya en 1988, presentó su disco Nunca los jóvenes del dado. Para finalizar la década de 1980 y principiando 1990 se embarcó en una gira mundial. En 1991, sacó el disco El brillo de la luna nueva, que vendió un millón de copias. En agosto de 1993, por primera vez sacó un disco en directo en los Estados Unidos. En 1996, se divorció por segunda vez. El siguiente año presentó un nuevo disco Reloj de arena, el que le trajo otro Grammy por “mejor álbum pop” y la revista Billboard lo honró con su galardón más alto, el Century Award. Para iniciar el nuevo siglo, específicamente el año 2000, fue introducido tanto en el Salón de la Fama del Rock & Roll como el de los Escritores. En el 2002 el disco Camino de octubre, nominado al Grammy. En 2004, lanzó un álbum de Navidad. En 2008 su disco Cubiertas, para el 2015 su Lp Antes del mundo. Como protesta por los asesinatos extrajudiciales de sospechosos en la guerra de drogas de Filipinas, Taylor canceló su concierto de 2016 en Manila. Ya en el 2017, se embarcó en una gira.

A sus 72 años, en febrero de este año presentó su disco American standard. En mayo del presente, James Taylor y Jackson Browne cancelaron su gira de 2020 debido a la pandemia por Covid-19, reprogramándola para el año siguiente, esperemos que así sea.

Aún recuerdo cuando un entrañable y extraordinario amigo que a principios de año nos dejó, el Prof Ivan Gabriel Campos Bardales, en una ocasión acudí a su domicilio ubicado, por la céntrica calle de Reforma, a donde se encontraba escuchando un cassette de James Taylor (a quien yo no le prestaba atención), titulado Greatest hits, llamando mi atención el tema “Carolina in my mind”, pidiéndole que lo repitiera en varias ocasiones.

Siendo uno de los motivos por el cual dedico este artículo a mi gran amigo que este donde esté, sabe que tengo muchos recuerdos que viví junto a él y no solo en la música, se le extraña.

Hasta la próxima. Recuerden; “Es solo rock and roll, pero nos gusta”.

Comentarios