independiente

Con intimidaciones, presiones políticas y amenazas de muerte contra los funcionarios del Instituto Estatal Electoral, es como el tricolor busca impedir que el virtual ganador de los comicios del 18 de octubre por Tulancingo Damián Sosa Castelán de la candidatura común Morena-PT-PESH-PVEM, reciba la constancia de mayoría, puesto que a pesar de ser uno de los municipios donde estuvo marcada la diferencia de sufragios, el viejo régimen no quiere soltar el puesto. Ayer, la consejera presidenta del IEE Guillermina Vázquez reconoció que los representantes del consejo local en la ciudad de los satélites han recibido presión política, incluso amenazas de muerte, lo que provocó que el conteo de los sufragios sea muy lento; y además tuvieron que ser sustituidos por personal del IEE proveniente de Pachuca. La funcionaria pidió a las fuerzas políticas que han manifestado irregularidades, incluso injerencias externas a ese órgano electoral, a actuar con toda responsabilidad y permitir que el consejo desahogue y complete el cómputo. La situación continúa tensa en el municipio, ya que el edificio que alberga a la sede del organismo electoral municipal, así como las calles de los alrededores, son vigilados por elementos policiacos estatales, municipales y de la Guardia Nacional. Ojalá que gane la democracia y respeten la decisión de los ciudadanos. De filón. Hay que recordar que hoy terminó el horario de verano y comienza el de invierno, por lo que debe retrasarse una hora el reloj, ya que dicha medida se estableció en México desde 1996 con el fin de aprovechar la energía del Sol natural y de esa forma tener una hora más de luz.

Comentarios