Licenciado en derecho, hizo a un lado textos jurídicos y se dedicó al estudio y divulgación de las matemáticas

Pachuca.- Jorge Hiram Rossette Penagos es de esos universitarios que bien pudo escoger en qué actividad académica incursionaría.

Licenciado en derecho por la UAEH hizo a un lado textos jurídicos y se dedicó al estudio y divulgación de las matemáticas.

Fue reconocido docente en ese campo.

Alguien que fue su alumno en la Preparatoria tres avaló: “De lo mejor que yo haya conocido en mi paso por la máxima casa de estudios”.

Hiram Rossette nació en diciembre de 1943 en Comitán de las Flores, ahora de Domínguez.

Llegó a Pachuca en 1952. Cursó primaria en la escuela Julián Villagrán, que arropaba el lema “Esfuérzate, juventud vence”.

Ingresó en el Instituto Científico y Literario (ICLA), donde estudió secundaria y preparatoria.

Recordar a universitarios

Lo recuerda bien, como de destacados universitarios de esos días.

“Son muchos los que podría enumerar, pero entre ellos, el profesor Tomás Devereaux Sánchez, licenciado Rafael Vargas Rodríguez, doctores Francisco Zapata Ruiz y Nicolás Licona Ruiz, ingeniero Arturo Perón Ancona.”

Ingresó posteriormente a la Escuela de Derecho. “Soy parte de la segunda generación: 1962-1965”.

Serio, a veces un tanto reflexivo, quizá con añoranzas de entonces, intercambia citas, episodios de la casa de estudios y de algunos que llegaron a ser parte de ella.

Su interlocutor es Evaristo Luvián, que sabe, sabe mucho de la UAEH. Hay entendimiento cabal entre ambos, aunque Luvián fuera de más recientes épocas.

Rossette Penagos se llama “un estudiante regular, pero sí dedicado”.

Y de sus compañeros, hace gala de memoria perfecta.

Generación de 24 estudiantes

“Heriberto Pfeiffer Cruz, Josefina Vargas Blancas, Raúl Siciclia Salgado. Fuimos 24 los que formamos esa generación. Pocos, pudiera pensarse.”

Su tesis profesional fue: El abogado en el papel de la realización del orden jurídico. “Había que trabajar. Ingresé en calidad de dibujante a la comisión agraria mixta”.

Y luego, un paso fundamental en su vida: la docencia. “Entre otros planteles, impartí clases en la escuela por cooperación Francisco Noble, secundaria; también la Villagrán, el Instituto Anglo Español, y a nivel preparatoria, la José Ibarra Olivares. Muy satisfecho frente a grupo”.

La materia, así, global, a la que se dedicó era y fue muchos años matemáticas.

Entonces volvió a su alma mater: la universidad.

Prepa dos en Tulancingo

“Me entrevisté con el licenciado Javier Romero Álvarez para saber si había alguna vacante. Me escuchó. Recuerdo su voz, un tanto ronca, pero cordial, y encontró un espacio en la Preparatoria dos, en Tulancingo. Esto fue en largo espacio: 1975-1982. Di clases a casi todos… o a todos, para ser correcto”.

Retornó a Pachuca. “Fue por invitación del ingeniero químico Carlos Herrera Ordóñez. Me sugirió que me hiciera cargo de la dirección de planeación. Contra lo que supusiera, con oda cortesía decliné; no era lo mío. Entonces me ubicaron en el centro de didáctica, en Prepa tres, que comprendía ser parte de la formación de profesores”.

Establece un paréntesis para hacer un pequeñísimo apunte de sus hijos.

“Son tres; el mayor está en una empresa de Estados Unidos. Mi hija, menor, en bachillerato, y el más joven, licenciado en administración.”

Sobre el centro de didáctica reconoce: “Era complicado: cursos de 40 horas y ocho horas diarias. En esa comisión duré siete años”.

Jorge Rossette Penagos,UAEH

Secretario general

El arribo de un nuevo rector le cambió el perfil.

“Asumió funciones como tal el licenciado Juan Alberto Flores Álvarez. Me llamó para que me hiciera cargo de la Secretaría General de la UAEH. Acepté de inmediato.”

Continuó como docente en la Prepa tres. “Hubo nuevo rector, el licenciado Juan Manuel Menes Llaguno. Historiador, cronista del estado de Hidalgo. Fui adscrito como profesor de tiempo completo en la Prepa tres”.

En recopilación de sus años de servicio en la institución apunta: “Ingresé el uno de septiembre de 1968 y me jubilé el 16 de marzo de 1996. Pasó que me recontrataron por horas hasta 2005”.

Fundador de la Preparatoria tres, expresa que fue inaugurada el 10 de octubre de 1977 por el entonces presidente José López Portillo. Era gobernador interino de Hidalgo José Luis Suárez Molina y rector, el ingeniero Herrera Ordóñez.

El 12 de octubre, pero de 2016, se celebraron 39 años de la escuela.

La ceremonia la encabezó el entonces rector Humberto Veras Godoy, quien reconoció el adelanto registrado de catedráticos y estudiantes.

Por su parte, el director Pipino Morales Gamero manifestó que estaban listos para avanzar hacia el nivel uno del Sistema Nacional de Bachillerato (SNB), luego de que más del 95 por ciento de la plantilla de profesores ya había cursado el diplomado de competencias docentes en la educación medio superior (Profordems).

Mejoramiento en mentores

Rossette Penagos, hoy reitera que el cambio de la UAEH es muy notorio, medio de capilaridad social.

“Crece infraestructura en forma exponencial, mejorando en doctorados y maestría.”

Apunta que Gerardo Sosa Castelán es uno de quienes particularmente ha intervenido con lo que se ha logrado.

Asimismo, de la autonomía dice que es valor esencial, que no debe ser tocado por nadie.

“Valor determinante para que avance una institución”. De lo que acomete en el presente, se muestra jubiloso de estar cercano con tres nietos, y rememora que jugó basquetbol y también le agradaba participar en ajedrez.

Incursiona en Internet y confiesa que le gusta la música, de diversos géneros, con preferencia por la tropical y la que se ejecuta con marimba.

Recuerdos vivos del sureste.

Jorge Rossette Penagos,UAEH

Entre otros planteles, impartí clases en la escuela por cooperación Francisco Noble, secundaria; también la Villagrán, el Instituto Anglo Español, y a nivel preparatoria, la José Ibarra Olivares. Muy satisfecho frente a grupo

Comentarios