Ganador de seis medallas en la ON, el deportista también dedica tiempo a sus estudios

Pachuca.-

José Antonio García de Dios es un adolescente de 15 años como cualquier otro. Todos los días se levanta, va a la Preparatoria dos, ubicada en Tulancingo y en donde es alumno, y busca que su promedio se mantenga arriba de nueve.
Pero además de pretender la excelencia académica, José Antonio dedica un par de horas al día a practicar ajedrez, porque una de sus metas también es obtener el grado de maestro, pese a su juventud.
En la Preparatoria dos y en el Instituto Hidalguense del Deporte (Inhide) conocen bien su nombre. Recientemente, García de Dios conquistó cuatro medallas en la Olimpiada Nacional (ON) y se convirtió en el máximo ganador de preseas individuales de la delegación hidalguense en esta edición de la justa.
A pesar de obtener dos oros y cuatro platas, el ajedrecista, quien es bicampeón nacional sub16, no quedó del todo satisfecho, pues él deseaba que todos esos metales fueran dorados. Aun así, considera que fue su mejor participación en una ON, competencia de la cual ya se despidió, pues las categorías solo llegan hasta la sub16.
“Creí que podría obtener más medallas de oro, pero mis contrincantes jugaron mucho mejor que cuando los enfrenté antes, porque una Olimpiada Nacional representa algo muy importante.”
No obstante, con estos resultados, el ajedrecista tomó revancha de lo que ocurrió el año pasado, cuando quedó eliminado en la etapa regional, después de que en 2015 había ganado bronce en la ON.

campeón
FOTO: JORGE ALLEC

Casi cinco años en el deporte ciencia

Desde los 11 años, José Antonio se inmiscuyó en el deporte ciencia. Su hermano, Luis Ernesto, fue el que lo adentró en esa disciplina y hasta ahora es su entrenador y artífice de los logros que ha tenido.
Para ejercitar su mente, García de Dios destina al menos dos horas de su tiempo libre todos los días a practicar ajedrez. Su objetivo es alcanzar un título internacional, por lo que su camino aún está empezando y su meta inmediata es el Panamericano.
Aunque José Antonio es una de las máximas promesas del ajedrez hidalguense, el deportista consideró que a esa disciplina le hace falta más promoción y trabajo en la entidad.
“Tengo que salir a otros estados que me quedan cerca, donde hay muchos torneos.”
Pese a ello, le gustaría que más personas practicaran ese deporte, dado que, considera, ayuda a la agilidad mental y a resolver problemas.
Hace unas semanas, García de Dios conquistó la Copa Autonomía Universitaria para la Prepa dos, que también se llevó el título por equipos, y confirmó su categoría en el tablero.

Creí que podría obtener más medallas de oro, pero mis contrincantes jugaron mucho mejor que cuando los enfrenté antes, porque una Olimpiada Nacional representa algo muy importante”

Comentarios