El libro de la semana

EVARISTO LUVIÁN TORRES
Consejero editorial

Víctor Manuel Ballesteros García (1952-2005), profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), dedicó parte de su vida a indagar, entre otros temas, la creación del estado de Hidalgo y la actuación del gobernador provisional Juan C Doria. Sendas publicaciones como El reloj monumental de Pachuca y Juan C Doria y el Instituto Literario dan cuenta de ello a través de ediciones de la máxima casa de estudios de la entidad. En esta entrega referimos de manera sintética dichos temas.

Creación del estado de Hidalgo

El territorio que hoy conocemos como Hidalgo fue creado en 1869. Pertenecía al Estado de México, y para separarlo de este se adujeron razones de conveniencia en la administración pública. La iniciativa de crear un estado de la República con el nombre del Padre de la Patria ya se había emitido desde 1861.
Más adelante, para enfrentar la intervención francesa, el enorme Estado de México fue dividido en tres distritos militares: el primero con capital en Toluca, el segundo en Actopan y el tercero con capital en Cuernavaca. El segundo distrito militar es, aproximadamente, lo que conformó al estado de Hidalgo.
Derrotados los conservadores y aniquilado el imperio de Maximiliano, la propuesta tomó fuerza y, después de vencer la resistencia del enorme Estado de México, cumplidos los requisitos que marcaba la Constitución de 1857 para crear nuevas entidades de la federación, el Congreso emitió el decreto, que fue promulgado por el presidente Benito Juárez el 16 de enero de 1869.
Hidalgo tiene 20 mil 987 kilómetros cuadrados y cuenta actualmente con 2 millones 858 mil 353 habitantes, la mayoría mujeres. Ocupa el lugar 27 a nivel nacional por el número de habitantes, según datos de 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Ha tenido 28 gobernadores constitucionales entre 1869 y 2017. Existen tres grupos indígenas principales: los nahuas (en la Huasteca y parte de la Sierra Alta), los otomíes (en el Valle del Mezquital y la Sierra de Tenango) y los tepehuas (en Huehuetla). La mayor parte de la población habita en la Cuenca de México, el Valle del Mezquital y la Huasteca.
El primer gobernador, con carácter de provisional, Juan Crisóstomo Doria se trasladó a Pachuca, que se convirtió en la capital del nuevo estado.

Juan Crisóstomo Doria

Nació en el Real de Borbón, hoy Villagrán, Tamaulipas (106 kilómetros al noroeste de la capital estatal, Ciudad Victoria). Su familia era de Linares, poblado que está 49 kilómetros adelante, también al noroeste, pero ya en el estado de Nuevo León. Estudió las primeras letras en el Seminario de Monterrey y luego se trasladó a la ciudad de México para estudiar en el Colegio de San Juan de Letrán. Allí inició su carrera de abogado y la terminó en Monterrey, donde obtuvo su título en 1857. El gobernador Santiago Vidaurri lo nombró secretario de Gobierno. Volvió a Linares y encabezó una partida de guerrilleros para combatir a los franceses, fuerza con la que se presentó ante el general Mariano Escobedo.
Al mando del Cuerpo de Cazadores de Galeana luchó en el sitio de Querétaro donde, en una valiente y rápida maniobra, impidió que el general Miguel Miramón rompiera el sitio; esta acción le permitió obtener el grado de coronel. Restablecida la República fue diputado por el distrito de Linares.
El 21 de enero de 1869, el presidente Benito Juárez lo nombró gobernador provisional de Hidalgo. Llegó a Pachuca el 27 de enero y, una vez cumplida su corta pero fructífera gestión de gobierno, salió de aquí el 29 de mayo. Acciones inteligentes, altruistas, valientes y visionarias son las que ejecutó en los cuatro meses y días de labor al frente del gobierno.
Organizó la administración pública y dejó las bases para el funcionamiento de los tres poderes del estado. La gratitud de los hidalguenses se hizo patente en el decreto dos del Congreso local, en el que se reconoce todo eso y virtualmente se le nombra “hidalguense por adopción”.
El coronel Doria murió en la ciudad de México el 16 de noviembre de 1869, a causa de un aneurisma de la aorta. Contaba apenas con 30 años. Fue sepultado en el panteón de San Fernando. Como parte de las celebraciones del centenario de la creación de Hidalgo en 1969, sus restos fueron trasladados a la ciudad de Pachuca y sepultados en el panteón municipal y desde 2011 sus restos se hallan en la Rotonda de los Hidalguenses Ilustres localizada en la capital hidalguense
Su intensa labor quedó reflejada en la memoria de su gobierno, dentro del cual destaca la creación del Instituto Literario y Escuela de Artes y Oficios, cuyo acuerdo emitió el 26 de febrero de 1869; 92 años más tarde, esa escuela se convertiría en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH). Su nombre es honrado con la designación de la primera sala de sesiones del Honorable Consejo Universitario, en el edificio del actual centro cultural universitario La Garza.
La publicación puede consultarse en las bibliotecas y la dirección de ediciones y publicaciones de la UAEH. Esperamos sus comentarios en la dirección electrónica [email protected]

  • La autonomía universitaria
    permite a profesores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo realizar investigaciones que contribuyen al desarrollo nacional, estatal y regional de los sectores tanto público como privado

Comentarios