Judocas, con todo a JN

435
Conade,Judocas

Pachuca.- Judo buscará llegar con un buen número de deportistas a los Juegos Nacionales de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), aun cuando el reto crezca cada año, mencionó la entrenadora estatal Verónica González Pastén, quien adelantó que a mediados del presente mes realizarán el segundo filtro estatal para conformar la selección.

“El 8 de diciembre tuvimos el primer selectivo estatal de los Juegos Nacionales (JN) de la Conade, tenemos el siguiente el 18 de enero, así que cerramos fuerte (2019) y abrimos fuerte 2020.”

Salvo la eliminación de un par de divisiones en la categoría sub-21, el judo no sufrió demasiados cambios para los JN, por lo que el trabajo continuará como estaba programado.

“Realmente no nos afectan esos cambios, la competencia es muy alta, ahora es aún más, solo clasifican ocho a nivel nacional por división, a veces nos encontramos con gráficas hasta de 45 chicos y se meten ocho, es muy complicado, pero tenemos confianza en que el trabajo que realizamos nos dé para eso.”Agregó que hay buenas expectativas este año para la disciplina, pues dentro del equipo hay judocas con trayectoria que repiten en algunas divisiones, lo cual les da experiencia y ventaja a la hora del combate.

“Tenemos confianza en que podemos clasificar un buen número y creemos que nos puede ir bien en Juegos Nacionales.”

Orgullosa de Nabor Castillo y Luz Olvera

Por otra parte, la entrenadora destacó los logros de deportistas surgidos de la escuela de judo del Centro Deportivo Hidalguense y de Alto Rendimiento (CDHAR), como por ejemplo Luz María Olvera y Nabor Castillo; la primera, menciono, tiene un pie en Tokio 2020.

“La tenemos ya clasificada a Juegos Olímpicos, esperemos que siga en el ranking, que siga en participación para que no pierda esa oportunidad. Con Nabor trabajamos, tiene una lesión en una rodilla y esperemos que en enero esté en condiciones para irse a una competencia en Israel.”

González Pastén reconoció que las actuaciones de ambos judocas sirven de inspiración para los nuevos talentos, quienes tienen oportunidad de convivir y aprender de ellos.

“Cuando llegan al Centro de Alto Rendimiento, conviven con los demás niños, les muestran sus trofeos y les hacen saber que alguna vez estuvieron igual como ellos en una escuela de iniciación, también se formaron al final de la fila, les hace sentir que también son capaces de llegar y tener logros más altos de lo que se puedan imaginar.”

Comentarios