Dentro de la producción editorial generada por profesores investigadores de las escuelas e institutos de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) destaca el libro Juego y arte contemporáneo. El arte como competencia, azar, simulacro y vértigo de Miguel Ángel Ledezma Campos, proyecto dictaminado por pares académicos, el consejo técnico editorial del Instituto de Artes (IA) y el Consejo Editorial Universitario. Una vez que cumplió con el procedimiento establecido en el reglamento de operación y funcionamiento del Sistema Editorial Universitario se procedió a autorizar su publicación, de la cual en esta entrega dominical damos cuenta.

El autor sostiene que las relaciones entre el juego y el arte son antiguas, sin embargo, desde principios del siglo XX las formas de interacción lúdica entre el autor, la obra y el público se volvieron muy variadas. En algunos casos, los modos en los que se relaciona el público con algunas obras requieren de una participación que va más allá de la contemplación.

Miguel Ángel Ledezma indaga que, durante la segunda mitad del siglo XX, el filósofo alemán Hans-Georg Gadamer planteó que el arte es un juego, porque el espectador es copartícipe en la experiencia del arte, lo que quiere decir que es un agente activo. En ese sentido, el libro publicado recientemente por el sello editorial de la UAEH retoma el concepto de juego para articularlo con las prácticas más recientes del arte contemporáneo, con el objetivo de analizar y comprender las obras donde la experiencia del arte se torna participativa y lúdica.

Gracias a los aportes de los principales teóricos que analizaron las relaciones entre juego y cultura, el texto desarrolla una propuesta metodológica para examinar el arte desde los cuatro tipos de juego definidos por el francés Roger Caillois: competencia, azar, simulacro y vértigo, articulándolos con los diversos modos de relación entre el artista, la obra y el espectador.

Juego y arte contemporáneo se divide en tres capítulos. En el primero se abordan las principales teorías del juego en relación con la cultura y la estética. El autor revisa los aportes teóricos de Johan Huizinga, quien argumenta que la actividad de competencia es generadora de toda cultura. También son comparados los demás tipos de juego de acuerdo con la tipología de Roger Caillois. Finalmente, se tratan las relaciones entre la obra y la interpretación hermenéutica en la estética de Gadamer.

En el segundo capítulo, Ledezma desarrolla una tipología propia de los tipos de relación lúdica entre autor, obra y espectador, es decir, obras en donde el autor juega, obras en donde el espectador juega y obras en donde autor y espectador juegan.

También son revisados algunos casos de estudio que se insertan en las categorías de arte y competencia, así como en arte y azar. En esta sección destacan Las reglas del juego del artista mexicano Gustavo Artigas, la cual ilustra la portada y contraportada del libro. En esta obra, elaborada en el año 2000 para el festival binacional Insite, Artigas construyó una cancha de frontón en la colonia Libertad, frente al muro que divide la frontera entre Tijuana y San Diego, Estados Unidos (EU). Debido a su ubicación, los jugadores, principalmente adolescentes, involuntariamente volaban la pelota hacia el país vecino. En un video que documenta la obra se observa a jóvenes brincar el muro para rescatar su pelota, siendo “indocumentados” por unos segundos y activando la obra al mismo tiempo. Según Miguel Ledezma, cuando los jugadores de frontón interrumpían el juego para brincar al otro lado activaban un “…flujo de las reglas del juego a las reglas de la ley de migración y viceversa” (Ledezma Campos, 2019, p. 57).

En el tercer capítulo son revisadas las obras que vinculan arte y simulacro y las que relacionan arte y vértigo. Destaca la sección titulada “La escultura y el vértigo”, donde analizan piezas de Carsten Höller y Chris Burden que toman, literalmente, el cuerpo del espectador y lo transportan vertiginosamente por el espacio del museo o galería a través de toboganes y máquinas de vuelo.

Ese texto es resultado de uno de los trabajos de investigación más completos en cuanto a la articulación del juego y el arte moderno y contemporáneo.

Miguel Ledezma es profesor investigador del IA, académico de la licenciatura en artes visuales de la UAEH y responsable del cuerpo académico Arte y Contexto.

Ese libro puede consultarse en las bibliotecas de la Autónoma de Hidalgo y adquirirse en la librería Carácter, en el Pabellón Universitario de la Ciudad del Conocimiento.

El ejercicio de la autonomía universitaria se proyecta también en investigaciones en materia del patrimonio cultural que, por su pertinencia, son editados por la máxima casa de estudios de la entidad. Esperamos sus comentarios en la dirección electrónica: [email protected]

Gustavo Artigas, Las reglas del juego, Tijuana, 2000

Comentarios