Justicia para todos

124
Eduardo Cerecedo Sáenz

Frente a esta nueva realidad mexicana, como ha sucedido a través de la historia, la importancia estratégica de las instituciones universitarias crece, porque siempre han mostrado capacidad de reacción solidaria y han propuesto alternativas intelectuales válidas, además de haber mostrado liderazgos institucionales sólidos, capaces de movilizar el enorme potencial de influencia benéfica que poseen, siendo las universidades el lugar donde la sociedad y el Estado permiten el florecimiento de la más clara conciencia de la actualidad

Por lo anterior, no debe perderse de vista que las universidades nunca deben ir a la zaga de los cambios de la época; al contrario, deben tener la comprensión del momento y lucidez ante las políticas que afectan su comportamiento y destino. Por ello, es muy importante el fallo a favor de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con amplias implicaciones en el sistema de educación superior de nuestro país, que brinda una luz de amparo y justicia para todos

Así, el rector de la UAEH Adolfo Pontigo Loyola, quien dirigió un mensaje a los miembros de la comunidad universitaria, dijo: “A casi un año de iniciado este proceso en el que se reformó de manera arbitraria la Ley Orgánica de la UAEH, se da fin y se confirma que queda sin materia de revisión y, por tanto, se ratifica la sentencia emitida por el juzgado primero de distrito, que otorgó a la universidad un amparo contra los intentos de violar su autonomía”

Agregó: “Todos somos una gran familia, somos la quinta institución más importante de este país, avalados por Times Higher Education; está muy claro, somos resultados. Y a la sociedad en general gracias por su confianza, porque nunca dudó de la certidumbre de la institución y su transparencia”

En efecto, con ello se envía una señal de esperanza, amparo y justicia, que no solo se cierne sobre nuestra máxima casa de estudios, la UAEH, sino sobre las instituciones de educación superior, y cumple un legítimo anhelo de justicia del pueblo mexicano, que tiene en sus instituciones de educación superior los bienes más preciados para alcanzar el México anhelado, y parte de ello es conservar condiciones fundamentales como su autonomía frente a los poderes

Entretanto, eso es lo que se esperaría: que se impulsen políticas que hagan posible a las universidades reunir las condiciones de bienestar y, con ello, recuperar el desarrollo. Porque en el momento actual y a futuro crecerá aún más la importancia de la educación superior y el aprendizaje en todas sus formas, porque ofrece innumerables beneficios y ventajas a las sociedades y las naciones

Por lo anterior, la educación se ha convertido en tema central del comercio internacional, de los derechos universales, de la política, de los mercados del conocimiento y de la cultura del bienestar, para poder tener un mejor lugar donde se geste el florecimiento de la más clara conciencia de nuestra época

Comentarios