Por una perspectiva de género en el sistema acusatorio

Pachuca

La perspectiva de género es un método de análisis jurídico que permite al juez o jueza identificar y fallar el caso respectivo con miras a corregir la discriminación que generan las prácticas institucionales o las normas sobre las mujeres, para así salvaguardar tanto el debido proceso como el principio de igualdad sustantiva.
Así lo expone Javier Sánchez Lazcano, profesor-investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, en su artículo titulado “Juzgar con perspectiva de género, una visión desde la jurisprudencia mexicana”, publicado en la revista Ubi Societas Ibi Jus, del Centro de Investigaciones Jurídicas de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Chihuahua.
Juzgar con perspectiva de género constituye un método de análisis jurídico que implica que en todos los casos en los que deban de resolverse aspectos relativos a mujeres víctimas de violencia, deben cuestionarse las normas a aplicar; los hechos y las pruebas a fin de descartar cualquier estereotipo o prejuicio; identificar los estándares de derecho aplicables al caso concreto y evitar el uso de lenguaje basado en estereotipos o prejuicios, en cada caso pueden concurrir una o más circunstancias; las cuales deben sintetizarse a fin de resolver el caso en específico con equidad.

En entrevista, el especialista dejó en claro que cuando se trata de violencia de género, “hay que ser muy cuidadoso, no hay que esperar que una mujer tenga una lesión física, lo que dice el manual para una vida libre de violencia, dice que el dicho de una mujer es necesario para que pueda establecer medidas de protección”.

Añadió que la violencia en contra de la mujer es un problema a nivel mundial, por ello, el juez o la jueza deben de atender a los compromisos internacionales, las decisiones judiciales, los informes temáticos y las recomendaciones emitidas por los organismos internacionales, entre otros, pues son herramientas que permiten aprovechar la experiencia internacional para materializar en el plano nacional el respeto al derecho humano de la mujer a una vida libre de violencia.
Esta problemática, subrayó, se ha agudizado porque los discursos han permitido que ésta se vea como algo “normal”, por ello, es importante que el juez o la jueza desde sus resoluciones utilicen lenguaje incluyente en el que se respete el lugar que tiene la mujer en la sociedad.
Señala que el órgano jurisdiccional encargado de juzgar con perspectiva de género no puede ser un simple aplicador de la ley, ni un obediente ciego a las disposiciones normativas, necesariamente debe ser un crítico del derecho, de los hechos y de la prueba, que le permita aplicar la norma y valorar los hechos y la prueba de manera tal que el derecho a la igualdad y a vivir una vida libre de violencia se vea materializado en cada caso que resuelva.
Concluyó que en juicios de este tipo no existen fórmulas ni frases pre-elaboradas, es necesario un análisis serio y profundo de cada uno de los casos, evaluando la forma en que impactan las decisiones jurisdiccionales en la vida de las víctimas que históricamente han vivido en un estado de vulnerabilidad.

Juzgar con
perspectiva
de género
constituye un método de análisis jurídico que implica que en todos los casos en los que deban de resolverse aspectos relativos a mujeres víctimas de violencia, deben cuestionarse las normas a aplicar, los hechos y las pruebas a fin de descartar cualquier estereotipo o prejuicio

 

 

 

 

 

 

Sobre el Nuevo Sistema de Justicia Penal

Después de ocho años de implementación progresiva, finalmente arrancó en junio de 2016 el Nuevo Sistema de Justicia Penal en todo el país, el cual pretende hacer más flexibles y transparentes los procesos, y cuyo emblema son los juicios orales.
Bajo el nuevo sistema, y a diferencia del anterior, ahora los jueces no darán fallos leyendo expedientes, sino valorando las declaraciones y pruebas que las partes acusadora y defensa aporten durante la audiencia, muy parecido a lo que alguna vez hemos observado en series de televisión o películas estadunidenses.
Lo que se espera con la reforma al sistema de justicia penal en México es abatir graves problemas como la impunidad, cuando más del 90 por ciento de los delitos no se denuncian y 95 por ciento de los inculpados no ha recibido sentencia.
Para ilustrar mejor el colapso del anterior sistema inquisitorio, hay que añadir que de acuerdo con diversos estudios, un proceso cuesta en promedio 12 mil pesos pero si se va a una segunda instancia, se eleva por encima de los 25 mil pesos; a esto se suma el costo de reclusión de un inculpado que es de 170 pesos al día, sin contar el andamiaje de corrupción que impera en las cárceles del país y por el cual deben pagar.
Además, 50 de los reclusos cometió un robo de menos de 2 mil pesos; en 80 de los casos el inculpado no conoce al juez que lo sentenció y cada proceso se resolvía en un promedio de 185 días.
Por estas y otras razones, reformaron el sistema y ahora uno de los grandes retos es recobrar la confianza de la ciudadanía en las instituciones, erradicar la corrupción, juzgar con respeto a los derechos humanos y con perspectiva de género.

El científico invitado

Javier Sánchez Lazcano nació en Mineral del Monte, Hidalgo. Estudió derecho en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y es profesor en administración de justicia por el Instituto de Investigaciones Jurídicas del Poder Judicial del Estado de Hidalgo. También es docente certificado por la Secretaría Técnica para la Implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal.
Es juez de control y de tribunal en enjuiciamiento en el tercer circuito judicial de Pachuca y profesor investigador del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.
Cuenta con el diplomado en juicios orales y técnicas de argumentación jurídica, impartido por el Tecnológico de Monterrey.

Rating: 2.5. From 2 votes.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorEdición impresa: 30 de abril de 2017
Artículo siguienteNadie es profeta en su tierra
Laura Elizabeth Trejo
Egresada de la UAEH, reportera, hecha en este diario, a cargo del mundo de los negocios, doglover, activista de los derechos de los animales, fanática de The Beatles. e-mail: [email protected] Facebook: Laura Trejo