ADRIÁN HERNÁNDEZ RUIZ / NOTIMEX
Los Ángeles.- En el funeral que fue realizado en el Staples Center en honor a Kobe Bryant, a su hija Gianna y a los otros siete fallecidos en el accidente de helicóptero del 26 de enero, Vanessa Bryant rompió el silencio y le dedicó unas palabras a su esposo.

“Esperábamos envejecer juntos. Kobe era el MVP (jugador más valioso) de sus hijas. Dios sabía que no podían estar en esta tierra separados, tenía que llevárselos juntos. Los extraño a los dos todos los días. Los amo”, comentó.

Vanessa indicó que veía en Kobe a un ser extraordinario, más allá de que fue ídolo y figura con los Lakers de Los Ángeles, equipo con el que fue campeón cinco veces en la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA, por sus siglas en inglés).

“No podía verlo como una persona famosa o un increíble jugador de baloncesto. Era mi dulce esposo y el hermoso padre de nuestras hijas. Era mi todo.”

De igual forma, le dedicó un emotivo discurso a su hija, en el cual aseguró que pudo haberse convertido en la mejor jugadora del baloncesto femenil y, además, recordó los mejores momentos que pasó junto a ella.

“Gianna era un alma increíblemente dulce y gentil. Siempre me dio un beso de buenas noches y de buenos días; era tierna y cariñosa por dentro, tenía la mejor sonrisa. Era contagiosa, era pura y genuina. Me encantaba la forma en la que me miraba mientras me abrazaba”, finalizó.

Comentarios