Cada 5 de diciembre ocurre la Krampusnacht o “noche del Krampus”, en la que una criatura horrenda emerge de su agujero infernal para recorrer las ciudades alpinas y castigar a los niños que se portan mal.
El Krampus es la antítesis de San Nicolás, es el símbolo del mal genio, proveniente de una tradición pagana de antiguos pueblos germánicos. Representa, junto a San Nicolás, la eterna lucha entre el bien y el mal. El monstruo tiene una historia arraigada al folclore navideño del norte y centro de Europa, principalmente en las regiones alpinas.
También recibe otros nombres como: Knecht Ruprecht, Klaubauf, Pelzebock y Schmutzli. El origen del término “Krampus” se asocia con la palabra kralle, “garra”, o bien, con el vocablo bávaro krampn, que significa “sin vida, reseca, la semilla se ha marchitado”. Se trata de un ser diabólico, una temible bestia que busca castigar a los niños traviesos con métodos horribles, o se los lleva dentro de un saco hasta su guarida.
En las diversas ilustraciones que de él se han hecho, aparece cubierto de un pelambre negro, con cuernos y pezuñas de macho cabrío, garras, colmillos y una larga lengua. Lleva una bolsa de cuero o canasta atada a su espalda, de sus muñecas cuelgan cadenas y alrededor de su cintura se ajusta un robusto cinturón de cuero con grandes cencerros.
Tal como el alegre resonar de las campanas anuncia la llegada de San Nicolás en su trineo, el golpeteo amenazante de cadenas oxidadas y el tintineo de cencerros indican la llegada del Krampus.
Debido a que proviene de antiguos cultos paganos, la religión católica condenó esta leyenda y durante una época estuvo prohibida su representación. Sin embargo, la tradición continúa en Austria, donde los hombres organizan un desfile en el que se dedican a pegar tremendos sustos a niños y adultos.
Sin bien ese monstruo navideño no es muy conocido en Iberoamérica —donde se prefiere castigar a los niños malportados regalándoles carbón en lugar de juguetes—, el mito del Krampus se ha ido popularizando gracias al cine y la televisión: en 2015 se estrenó la película Krampus, dirigida por Michael Dougherty; también aparece en series de TV como Scooby-Doo!, Padre de familia, Supernatural y Grimm, así como varios videojuegos.

Semblanza:

Apuntes de lo que aprendí haciendo televisión es un libro que contiene prácticos consejos para quienes deseen incursionar en el ámbito de la producción televisiva; todos ellos aderezados con la experiencia de uno de los más destacados profesionistas en ese ámbito: el productor Sergio Pérezgrovas

Comentarios