Inicio Principales La antesala del placer femenino

La antesala del placer femenino

957

Pachuca.-Nombrada de muchísimas formas diferentes en todo el mundo, incluso en regiones de un mismo país, la vulva es objeto de atención y a la vez de descuido por parte de quienes pretenden interactuar sexualmente con una mujer.

Anatómicamente, la vulva es el conjunto de genitales externos de una hembra. Se aplica a los seres humanos así como a las especies animales. Representa apenas el 2 por ciento de la superficie del cuerpo femenino. Forma parte de los órganos sexuales y a su vez de la reproducción.

Sexualmente hablando…

La vulva tiene diferentes connotaciones sexuales, desde la concepción hasta el logro de la madurez física y sexual.

Identificación sexual de un feto o una recién nacida hembra: Durante el control prenatal, y con los adelantos ecosonográficos actuales (los hay tridimensionales), la atención del ginecobstetra y de los padres se centra en conocer el sexo de su futuro bebé. Para identificarle, de buscan sus genitales externos. Si es hembra, pues conseguiremos a la vulva, no una ausencia de pene y testículos. Si esa mujer no se controló su embarazo, al parir por la vía que sea, buscaremos ver entre los muslos para poder anunciar el sexo de la recién nacida al ver su vulva.

Reconocimiento sexual de una infante, adolescente y mujer: Es muy común escuchar, de manera errada, como se le enseña a las niñas el nombre de sus órganos sexuales. Totona es el nombre cariñoso e inocente más común en nuestros días. O se hace hincapié en decir que tiene “vagina” cuando lo que se ve es la vulva. A medida que la niña crece, también se desarrolla con ella. Adquiere poco a poco esas características de mujer y marca el cambio de etapa entre niña y adolescente. A su vez, la mujer le enaltece cuidándole por ser su carta de presentación sexual una vez que decide interactuar en pareja. Separa sus muslos y le puede exhibir ante el dador y receptor de sus placeres.

Punto inicial de la sexualidad individual y de pareja: Desde temprana edad, la vulva provee sensaciones placenteras que son identificadas por la niña, quien puede comenzar a explorarle y así descubrir placeres más intensos. Puede iniciar prácticas autoeróticas, incluso masturbación, que se extienden hasta la adultez y/o la madurez. Eso le permite conocer su respuesta sexual completa. Al tener contacto sexual en pareja, el punto visual, la estimulación inicial y las primeras sensaciones ocurren en la vulva. Aunque, con el penecentrismo masculino y sus grandes deseos de penetración, se busca más la vagina.

Debo admitir que hay vaginocentrismo, producto del aprendizaje sexual recibido (hombres y mujeres regidos bajo un solo paradigma sexual) y por la influencia masculina, así como el “deber ser” sociocultural y sus leyes universales. Y la misma mujer pudiese restarle importancia a su vulva.

Zona erógena muy potente: La piel de la vulva en sus labios mayores, labios menores, y vestíbulo es rica en receptores del componente sensitivo del sistema nervioso. Los vellos de la región púbica y los que recubren los labios mayores permiten intensificar las sensaciones obtenidas de la estimulación. No podemos olvidar que, entre los órganos que componen la vulva, tenemos al clítoris, denominado en una de mis anteriores entregas como “el pequeño gigante”. No es tanto su tamaño para el poder sexual y sensitivo que tiene y la capacidad de originar intensos orgasmos.

Antesala a la vagina: Siempre, antes de encontrar ese objeto del deseo de muchos, nos encontramos con la vulva, envolviendo el introito vaginal y cerrando su contacto con el exterior. Para tener acceso al órgano copulador femenino, hay que enfrentar y contactar la vulva. Y su estimulación efectiva puede preparar a la vagina al aportarle el grado adecuado de lubricación y prepararle para el coito al alcanzar la mujer el grado de excitación necesario para su total satisfacción y disfrute sexual.

Musa inspiradora: Plasmada en pinturas, aunque de manera subliminal y no directa, en letras de canciones, poemas y textos eróticos, esculpida en diferentes materiales en las esculturas, buscada en formaciones naturales que asemejan esa estructura sexual femenina. Es impresionante todo lo que inspiran los órganos sexuales femeninos. Además, por grabados y figuras prehistóricas en diferentes materiales, se le hizo poseedora de significados importantes en lo referente a la fertilidad y al poder en las sociedades matriarcales. Explorando en Internet, encontré que ya existe un perfume llamado Vulva que no solo pretende tener su aroma sino también su sabor.

Consideraciones

Afortunadamente, por los controles constantes y periódicos que hace la mujer de sus órganos reproductores, se pueden diagnosticar a tiempo sus posibles afectaciones.

Dermatológicas y ginecológicas y tratadas a tiempo y de manera adecuada, preservan la salud integral vulvar. Toallas sanitarias para la menstruación o de uso diario (con o sin aromas agregados), perfumes, métodos de depilación o sustancias para ello, el rasurado, y hasta el material de la ropa interior pueden atentar contra la vulva. No podemos dejar de lado todos los procesos infecciosos que le afectan, así como otros de tipo cancerígeno (benignos o malignos).

Por ser punto focal de higiene sexual femenina, se han ideado productos que ayudan a mantener sus condiciones fisiológicas (como lo son las soluciones limpiadoras de pH ácido) y cuyos efectos se extienden a la vagina.

Explore su vulva, conozca sus partes, y revísele constantemente, con un espejo o asistiendo a la consulta especializada.

  • Visita

Si te quedaste picado, no te preocupes, tenemos más de donde salió esto para mantenerte despierto toda la noche, por eso visita www.revistadandoydando.com.mx o búscanos en Facebook como Revista Dando y Dando, donde tenemos más y más para darte de qué hablar

Comentarios