Jesús Adrián Figueroa Hernández

Hoy en día la tecnología nos aporta muchos beneficios que deben tomarse en cuenta para promover la salud, prevenir enfermedades o retardar padecimientos que puedan aquejar a un sector de la población. En la actualidad se tiene acceso a los teléfonos inteligentes que llevan consigo un sinfín de aplicaciones para una infinidad de usos, para 2015 se tenía un aproximado de que siete de cada 10 mexicanos contaba con un teléfono inteligente, igualmente las escuelas de nivel superior y medio superior cuentan con un aula de computo, que permite a las y los alumnos extender sus conocimientos y tener acceso a diferentes áreas del conocimiento; por otra parte Inegi, en 2012, afirmó que había 42.3 millones de mexicanos con una computadora y 37.6 millones con acceso a Internet, la cifra de personas con acceso a la red aumentó para 2014 a 47.4 millones, además el Inegi precisó que el acceso a las tecnologías digitales era predominante entre la población joven del país; de los 12 a los 17 años, 80 por ciento se declaró usuaria.
Si bien, para profesionistas en el área de la salud (psicólogos, médicos, nutriólogos, odontólogos, etcétera) es difícil llegar a diferentes sectores debido a diversos motivos (infraestructura, acceso al lugar, trabajo multidisciplinar, apertura de espacios, entre otros), y la preocupación por el incremento de diferentes enfermedades no transmisibles (uso nocivo del tabaco y alcohol, desnutrición, sobrepeso, obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares) son responsables de 75 por ciento de las defunciones en países de ingresos bajos y medios, así lo reporta la Organización Mundial de la Salud (OMS), mientras que en México, según estimaciones de la dirección general de información en salud de la Secretaría de Salud, 84 por ciento de las muertes en el país se debe a enfermedades no transmisibles, la OMS afirma que en 2012 de los 38 millones de vidas perdidas por enfermedades no transmisibles, 16 millones, es decir 42 por ciento, fueron defunciones prematuras y evitables, que es casi la misma cantidad de usuarios que tienen acceso a Internet, por ello no solo es importante el acceso a los medios tecnológicos, sino también la suma del profesional del área de la salud en el mismo, creando material interactivo e informativo, atractivo, funcional, pero sobre todo de fácil acceso, con posibilidad de reproducirse, visión de mejora y de fácil ejecución. La tecnología no solo es amigable, cada vez está disponible en más espacios y su uso es más cotidiano, proporcionando la posibilidad de estar en más lugares y brindar servicios de salud no solo necesarios, sino de calidad con el objetivo de la promoción y prevención de la salud.

Comentarios