Vaya entuerto en el que se encuentra la alcaldesa de Pachuca Yolanda Tellería. En entrevista concedida a este diario reveló que el ayuntamiento que dirige necesita alrededor de 700 millones de pesos para arreglar todas las calles y avenidas de la capital hidalguense, que como el lector sabe, están en muchos casos, hechas un desastre. La cantidad de dinero quizá no dice mucho, pero si la comparamos con el presupuesto anual que recibe Pachuca (unos 800 millones), entonces cobramos conciencia del colosal reto: reparar las calles implicaría gastar 80 por ciento de sus recursos, lo que quiere decir que la administración municipal tendría que dejar de pagar los sueldos de sus trabajadores durante un año y descuidar casi todas sus demás obligaciones como son procurar la recolección y disposición de residuos y mantener la seguridad pública en el municipio, por citar dos de las más importantes. Ese escenario hipotético es imposible por las consecuencias legales y operativas de gobernanza que acarrearía. ¿Qué camino le queda entonces al ayuntamiento? La misma alcaldesa respondió que en la segunda parte de su administración enfocará sus esfuerzos en conseguir recursos para reparar aunque sea las vías primarias más dañadas y para ello tocará puertas en el gobierno estatal, pero también con los nuevos diputados federales, cuya mayoría hoy está representada por Morena. También confía en que el nuevo gobierno federal permitirá que los recursos lleguen sin tanto intermediario en el gobierno estatal, lo que abre alguna ventana de esperanza. E incluso, en el último de los casos, advirtió Tellería, no descarta buscar contratar deuda pública para atender esa urgencia. Ya veremos si cambia el panorama para la asfixiada administración capitalina. De filón. Lo que nos faltaba, ahora hasta un custodio del centro de readaptación social (Cereso) de Tulancingo fue sorprendido mientras transportaba, en un vehículo oficial, seis bidones de 200 litros cada uno, llenos al 80 por ciento de hidrocarburo presuntamente robado. ¿Alguna duda de la mimetización del huachicoleo en las instituciones policiacas?

Comentarios