Es en estos primeros días de otoño cuando la discusión pública tiende a volcarse alrededor del presupuesto y la forma en que los gobiernos obtendrán los recursos para luego gastarlos. Es esta temporada, entre septiembre, octubre y noviembre, cuando las y los políticos, activistas y sectores afectados o interesados cabildean para evitar nuevas contribuciones o que aumenten las actuales. En Pachuca, la alcaldesa Yolanda Tellería Beltrán ya presentó una iniciativa para aumentar el predial, aunque no precisó con claridad para qué quiere más ingresos. Por supuesto sobran los motivos para que el ayuntamiento busque más recursos frente a las infinitas necesidades del municipio. Al explicar su iniciativa, la alcaldesa panista dijo que la propuesta para aumentar 10 por ciento la tasa del impuesto predial busca que el ayuntamiento recaude 120 millones de pesos a un universo de al menos 70 por ciento de contribuyentes. De conseguir su objetivo, la actual administración recaudaría 30 millones de pesos más que el último ejercicio, una cantidad nada despreciable. Para sostener su propuesta, Tellería dijo que buscará convencer a las y los pachuqueños de que sus impuestos trabajan y regresarán a sus colonias. La propuesta encontró resistencia en regidores priistas, entre ellos, Liliana Verde Neria, quien fue la tesorera municipal en la pasada administración de Eleazar García. Sostuvo, principalmente, que la propuesta de incrementar el predial de manera generalizada afectará la economía de las familias pachuqueñas y pidió considerar las características de predios, así como la infraestructura y servicios de los que disponen. Se entiende la preocupación por obtener más recursos, frente a un 2017 que será difícil en materia presupuestal. Pero, a pesar de esto, la alcaldesa debe informar en qué aplicará los recursos que obtendrá y cómo hará para que el impuesto sea progresivo en función de la calidad de servicios que recibe cada contribuyente. De filón. Los linchamientos e intentos de aplicación ciega de la justicia cada vez son más comunes en Hidalgo, lo cual debe ser inaceptable. Pero aún más execrable es que el alcalde de Mixquiahuala Humberto Pacheco Miralrío interceda para proteger a quienes pretendieron acabar con la vida de un hombre sin que mediara más que un tribunal espontáneo, ciego y absolutamente fuera de la ley.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios