La bienvenida a los muertos de Hidalgo: el altar más grande del mundo

619

El altar colocado en la explanada de plaza Juárez,

en Pachuca, que logró el Récord Guinness como el más grande del mundo, cuenta con los típicos elementos y la esencia del Xantolo, festividad propia de la Huasteca, un periodo que inicia en el verano y culmina a finales de noviembre.
Libre por convicción Independiente de Hidalgo presenta algunos detalles detrás de la realización del altar de muertos, que convocó el trabajo de cientos de voluntarios

  • El récord

que se batió fue logrado primero en 2014, cuando en la plaza México fue celebrada la Fiesta Cala de Vera, en una extensión de 558 metros cuadrados

  • El altar de Hidalgo

abarcó una extensión de 790 metros cuadrados en sus siete niveles y costó 567 mil 53 pesos

  • La instalación

de la estructura metálica con los siete niveles estuvo a cargo del personal de la dirección general de recursos materiales y servicios del gobierno estatal

  • La fruta

fue donada por la central de abastos de Pachuca

  • La decoración y adornos

fueron de parte de estudiantes de secundarias de Pachuca

  • En total

ocho toneladas de flor de cempasúchil, procedente de los campos del Valle del Mezquital, complementan la ofrenda; artesanos de esa zona realizaron el arco que adorna la entrada del altar

  • El tapete

de aserrín colocado al pie del altar fue hecho por personas voluntarias de Acaxochitlán

  • Esperan que sea visitado

por más de 100 mil asistentes, a quienes les pedirá una cuota voluntaria (no obligatoria), misma que será destinada a las escuelas hidalguenses dañadas por el sismo del 19 de septiembre

  • Mil 50 piezas

de pan fueron colocadas en la ofrenda, procedentes de diversos municipios de Hidalgo, como Huejutla, Huautla, Molango, Mineral del Monte y Tulancingo

  • Para el altar ocuparon:

mil metros de papel picado, 400 kilos de naranjas, 50 de mandarina, 10 de cacahuate, 100 de guayaba, 400 de plátano, 20 de tejocote, 20 de calabaza, 30 de jícama y 20 kilos de maíz, así como siete costales de caña de azúcar y 100 de aserrín de madera

Comentarios