Ayer acompañé al rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, el maestro Adolfo Pontigo Loyola, en la entrega de certificados de competencias docentes para 565 profesores. Esta es la sexta entrega de certificados de esa índole que se realiza en la máxima casa de estudios de la entidad y representa la consecución positiva de una de las metas institucionales importantes que ha establecido la UAEH para erigirse entre las mejores instituciones de educación superior del país.
Desde hace varios años las autoridades de la UAEH determinaron construir un programa de formación y actualización docente enfocado específicamente en competencias que se consideran fundamentales para que la Autónoma de Hidalgo esté a la altura de insertarse en un ámbito competitivo global.
Se determinó que, en lugar de apoyar la actualización docente en múltiples disciplinas, el esfuerzo institucional se focalizara en lograr que, en el mediano plazo, todos los profesores universitarios pudieran tener conocimiento y dominio del idioma inglés en alguno de los niveles de competencia reconocidos internacionalmente, desde A1 (básico) hasta C2 (manejo del idioma equivalente a un angloparlante nativo). Esto resulta muy relevante si se considera que el inglés es la lengua franca de la academia en el mundo de hoy.
Asimismo, se consideró que para que la universidad sea competitiva se requiere que sus docentes tengan un amplio manejo de las tecnologías de la información y comunicación (TICs), pues para todos es sabido que en el mundo actual no se puede ejercer adecuadamente un trabajo si el profesionista no se auxilia de la tecnología que ya es una realidad en la mayoría de las actividades humanas de nuestros tiempos.
Finalmente, y en atención a que una función primordial de la universidad es generar innovación a través de la ciencia, se estableció que todos los profesores deben estar debidamente capacitados para realizar investigación científica, que derive en esa innovación necesaria para el progreso de la sociedad actual.
Esas tres vertientes de la capacitación y actualización docente permiten a los profesores de la UAEH ponerse a la vanguardia nacional, pues no existe un programa similar en las instituciones de educación superior del país.
Pero más allá de la importancia para los profesores, contar con una planta docente competente en esos rubros permite a la universidad alcanzar un nivel de calidad y excelencia sin precedente en la enseñanza y transmisión del conocimiento a los estudiantes, que son la razón de ser de la UAEH.
Hoy en día, muchos estudiantes llegan a las aulas universitarias con un mejor conocimiento del manejo de las TICs que los propios docentes, y solo es a través de programas ambiciosos, como el que aquí comentamos, que la institución puede garantizar el cumplimiento de sus metas de calidad y establecerse, como lo ha hecho, a la vanguardia educativa, al ser considerada internacionalmente como la octava mejor universidad de México y 46 de Latinoamérica por el Times Higher Education World University Rankings.

Comentarios