En nuestro país existen desafíos pendientes en cuanto a cobertura e infraestructura para desarrollar la ciencia e investigación en la provincia mexicana; además, en lo referente al financiamiento de la educación superior se tienen apuros debido a una inadecuada política de “exitismo” con múltiples problemas recurrentes como los que mencionó el bien recordado científico, y quien fuera Premio Nacional de Ciencia y Tecnología, el doctor Carlos Beyer Flores, quien advirtió “sobre los peligros del exitismo…y que se requieren estrategias innovadoras y diferentes a las utilizadas desde hace unas décadas… e inquirió ¿Por qué una política aparentemente irreprochable no ha tenido los efectos deseados? Todo esto apunta a que: la acción prioritaria de la política científica mexicana debe ser la formación de recursos humanos para la investigación…. y la propuesta para desarrollo de la investigación en provincia es preferible por sus resultados sociales concretos”.
En efecto, es necesario invertir fuertemente para formar recursos humanos de calidad, y se deben impulsar los cambios para fortalecer la educación de los estados para resolver sus propias necesidades y problemáticas con sus universidades, pero contrario a esto recientemente Enrique Cabrero Mendoza, director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), dijo “el paquete presupuestal enviado por el Ejecutivo federal a la Cámara de Diputados contempla recorte para el Conacyt de más de 4 mil millones de pesos. El próximo año será complejo para el sector, para 2017 no se podrá sostener el ritmo de crecimiento en estos programas. Lo que se verá afectado es la creación de nuevos centros de investigación. Los dejaremos para más adelante. Este es el año del ajuste, del sacrificio, y si bien dependemos de muchas variables internacionales, esperamos que 2018 sea nuevamente un año donde podamos lograr llevar a cabo algunos proyectos que por el momento tendremos que suspender.”
Por otro lado, integrantes de la comunidad científica lamentaron que el gobierno federal pretenda disminuir la inversión en ciencia y educación, “dos rubros fundamentales” para el desarrollo de cualquier país.
Arturo Menchaca Rocha, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2004 y coordinador general del consejo consultivo de ciencias de la presidencia de la República, manifestó que “será un año muy complicado. Estamos todos preocupados. Entiendo que el país pasa por una situación difícil, pero como investigador me preocupa, es un recorte importante y ahora se tienen que generar estrategias para distribuir el déficit, que espero no sea tan grave. Hay que hacer todo para que esta situación afecte lo menos posible a los jóvenes. No trato de culpar a alguien, pero es un periodo de vacas flacas, y a quien más afecta es a los más frágiles, que son los chavos”.

Comentarios