Existe una estrategia que muchos negocios no usan, y el no usarla puede causar el fracaso de cualquier deseo emprendedor en etapas iniciales. La mayoría de los empresarios y emprendedores piensan que la mercadotecnia es mayormente responsable de llamar el interés inicial de las personas o clientes potenciales. Mientras que eso es obviamente parte del éxito, tiene que entenderse que la mercadotecnia es una estrategia de negocios de doble filo.

La mercadotecnia es la parte más costosa y la que más tiempo consume de la vida de una empresa: llevar al cliente a la puerta por primera vez. De hecho, cuesta cinco veces más ganar un nuevo cliente que mantener a uno que ya tienes. Y esto justamente es otro aspecto crucial que muchos negocios fallan en averiguar. Ofrecer un producto o servicio a un nuevo cliente es grandioso, pero no ofrecer más productos diferentes o productos nuevos los mantiene como consumidores de una sola compra.

Los negocios no exitosos fracasan en dar seguimiento a sus clientes con productos o servicios adicionales. Los negocios exitosos, que sí tienen una variedad de ofertas, crean clientes nuevos perpetuamente al entregar cada vez más productos y servicios a las mismas personas, mientras no descuidan el seguir ganando nuevos clientes.

Esta es la única manera de construir no solo más ingresos; también la siguiente cosa más importante que puedes capturar de un cliente, después de su atención e interés, es su confianza. En esta era de escepticismo y cinismo, la confianza es algo difícil de obtener. Si las personas no confían en ti o en tu empresa, son menos propensas en escucharte, y aún menos en gastar su dinero en ti.

Si te han comprado una vez, ya han mostrado cierto nivel de confianza, así que tu trabajo es crear un círculo de confianza donde entregas lo que prometes, e invitas a clientes satisfechos a regresar. Aquí es donde está el dinero.

Así que una parte de tu estrategia de mercadotecnia es llevar compradores primerizos a tus puertas; y la otra parte es tener una línea de productos y servicios que puedes ofrecer una vez que los clientes están dentro de tu círculo de confianza. Dos sistemas de mercadotecnia, dos líneas de productos o servicios. Uno los acerca al círculo; el otro los mantiene dentro.

Lo que tienes que implementar es el hacer una línea de productos y servicios para un negocio que tienes o que te gustaría empezar en el futuro. La creatividad y la imaginación son tus aliados. Si no puedes pensar en productos o servicios, mejora los ya existentes. Observa con detalle lo que quieren tus clientes y cómo puedes apoyarlos. Si ejecutas esto correctamente, podrás crecer más rápido.

@crisramirezes

Comentarios