La corte queda integrada el 22 de mayo de 1979, en que la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos eligió a los primeros jueces que la comprenderían, de los cuales se conforma con tres centroamericanos, dos suramericanos, un caribeño y un estadunidense; quienes se reúnen por primera vez los días 29 y 30 de junio del mismo año, celebrándose su primera ceremonia el 3 de septiembre de 1979 en San José de Costa Rica, lugar donde permaneció su sede, formalizándola en un convenio el 10 de septiembre de 1981 (García, página 49)

Atribuciones jurisdiccionales

Estas se encuentran dadas por el artículo 60 de la Convención Americana de Derechos Humanos y esencialmente se dividen en dos: consultivas y contensiosas.
Opiniones Consultivas1. La corte en esta función se encarga de conocer y resolver a través de opiniones en las que se les plantean cuestionamientos diversos sin entrar a contiendas judiciales situaciones referentes a derechos humanos2.
Según la jurisprudencia interamericana descrita en la opinión consultiva OC-1/82

“tiene como finalidad coadyuvar al cumplimiento de las obligaciones internacionales de los Estados americanos en lo que concierne a la protección de los derechos humanos, así como al cumplimiento de las funciones que en este ámbito tienen atribuidos los distintos órganos de la OEA”

; así, podemos decir que por un lado, la corte resuelve consultas de la interpretación de la Convención Americana de Derechos Humanos o de tratados internacionales o bien; si en base a los artículos dos y 64.1 de la citada convención3, existiera alguna afinidad entre la ley nacional y los instrumentos internacionales:

Artículo segundo. Deber de adoptar disposiciones de derecho interno si en el ejercicio de los derechos y libertades mencionados en el artículo uno no estuviere ya garantizado por disposiciones legislativas o de otro carácter, los Estados partes se comprometen a adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales y a las disposiciones de esta convención, las medidas legislativas o de otro carácter que fueren necesarias para hacer efectivos tales derechos y libertades.
Artículo 64.1. Los Estados miembros de la organización podrán consultar a la corte acerca de la interpretación de esta convención o de otros tratados concernientes a la protección de los derechos humanos en los Estados americanos. Asimismo, podrán consultarla, en los que les compete, los órganos enumerados en el capítulo 10 de la Carta de la Organización de los Estados Americanos, reformada por el Protocolo de Buenos Aires.

Es de mencionar que la primer opinión consultiva fue la solicitada por Perú y foliada bajo el número OC-1/82 en torno a “otros tratados objeto de la función consultiva de la corte (artículo 64 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos)”, siendo la más reciente la solicitada por la República Argentina, la República Federativa de Brasil, la República del Paraguay y la República Oriental del Uruguay, bajo el número OC.21/2014 a propósito de

Derechos y garantías de niñas y niños en el contexto de la migración y/o en necesidad de protección internacional (1.1, segundo, 4.1, quinto, séptimo, octavo, 11, 17, 19, 22.7, 22.8, 25 y 29 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y los artículos primero, sexto, octavo, 25 y 27 de la Declaración Americana de [los] Derechos y Deberes del Hombre y el artículo 13 de la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura).

La relevancia en el tema de las solicitudes de opinión y la trascendencia de las correspondientes respuestas en la integración de la jurisprudencia interamericana, han sido reflejadas en las consideraciones de las propias atribuciones en los diversos derechos de protección; dado que algunas de estas consultas han permitido el desarrollo de conceptos que se hallaban incipientes en asuntos contenciosos (ibídem; García; p. 55).

1 Ventura robles, Manuel y Zovarro Garreto, Daniel; La función consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; Civitas, Madrid; 1989
2 Como ha quedado referenciado en el artículo 51 del Pacto de Bogotá de 1948, que dice:

Las partes interesadas en la solución de una controversia, podrán, de común acuerdo, pedir a la asamblea general o al consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que soliciten de la corte internacional de justicia, opiniones consultivas sobre cualquier cuestión jurídica

3 Convención Americana sobre Derechos Humanos (suscrita en San José de Costa Rica el 22 de noviembre de 1969, en la Conferencia Especializada Interamericana sobre Derechos Humanos); donde México ratifica su adhesión el 2 de marzo de 1981 y acepta la competencia de la corte el 16 de diciembre de 1998

No votes yet.
Please wait...

Comentarios