La crisis de la basura en la capital hidalguense tiene síntomas que despiden un fuerte tufo electoral. Ayer en este espacio hablamos de que la coincidencia de noticias negativas, tanto en Pachuca como en Mineral de la Reforma, ambas en poder de gobiernos emanados del Partido Acción Nacional (PAN), casualmente coincide con el proceso electoral en curso que desembocará con la renovación de los 84 ayuntamientos de la entidad. Y ayer este diario fue testigo de hechos que alimentan sospechas. El primero: que la alcaldía de Pachuca es la único que tiene prohibida la entrada al relleno sanitario de El Huixmí porque, causalmente, durante una visita llevada cabo ayer por este diario pudo observarse una fila de camiones de otros municipios que depositarían sus desechos en ese lugar, aunque ejidatarios aseguraron que ninguna demarcación puede hacerlo en este momento. Otro hecho que levanta suspicacias es la suspensión definitiva de las actividades de la planta de biogás que operaba en El Huixmí por parte del juzgado cuarto de distrito, con la que se asesta otro duro golpe al proceso del manejo y aprovechamiento de los residuos urbanos en la capital hidalguense. Tantas coincidencias sugieren que alguien está buscando que colapse el sistema de recolección y disposición de basura en la capital hidalguense. ¿A quién beneficia la caída en la imagen de la capital, que hoy en día luce en cada esquina montones de bolsas de desechos? El colmo fue que durante la noche del martes elementos de la Policía municipal de Pachuca detuvieron a un hombre que, a bordo de una camioneta, tiraba basura en el primer cuadro de la ciudad, a la altura del Reloj monumental. Claro, era la estampa perfecta para denunciar a un gobierno que no pudo evitar que el símbolo de la capital fuera literalmente invadido de suciedad. ¿Estratagema de un gobierno mezquino que anticipa una debacle en las próximas elecciones? Que el lector saque sus conclusiones. De filón. Luego de que este diario dio a conocer la inconformidad de varios operadores del Sistema de Transporte Masivo Tuzobús respecto a las pésimas condiciones laborales, explotación y malos tratos que reciben de la empresa operadora Vanguardia y Cambio, esa emitió de inmediato una convocatoria para reclutar a personal que maneje las unidades. ¿Preparan represalias? ¿Sintieron pasos en la azotea? Ya veremos.

Comentarios