Medios impresos, la desaparición de un modelo: Vidal

En el caso de los periódicos mexicanos, el especialista Francisco Vidal, profesor en la Universidad Panamericana y reportero durante décadas del sector económico, destacó que “estamos viviendo una situación muy similar a la que se produjo en la Revolución Industrial, cuando se acabó el telar artesanal y comenzó el telar industrial. Los románticos que defendían el viejo modelo se les llamó ludistas y quienes creen que prevalecerá a toda costa el medio impreso son los ludistas del periodismo.
“Es muy brutal lo que está sucediendo. En México los medios impresos que no hicieron el cambio digital a tiempo están en grave crisis. La Jornada perdió la oportunidad de su vida con el sambenito de que los periódicos no se van a acabar”, afirmó en entrevista con Proceso.
–¿Por qué perdieron esta oportunidad? –Porque tenía el mayor volumen de lectores vía Internet. Estaba muy por arriba de otros periódicos y ahora le han ganado medios como El Universal, El Imparcial, hasta El Diario de Yucatán que ya prácticamente se transformó en una empresa de medio impreso a una compañía de múltiples servicios digitales.
–¿Cómo observas el caso de Reforma?
–Yo participé en 1995 en el proyecto digital de Reforma. Prácticamente me basé en el modelo del periódico argentino Clarín. Ahora Reforma está sufriendo porque cometieron un error desde el principio: cobrar por el acceso a la información digital.
Autor del libro Los dueños del cuarto poder y del sitio www.ruedadelafortuna.com.mx, Vidal subraya que son dos las razones más fuertes que están generando la crisis y los despidos en los medios impresos:
“En primer lugar, a mis alumnos les digo que a los periódicos les va a pasar lo que antes sucedió con las velas. Antes de la energía eléctrica fueron el principal mecanismo de iluminación y ahora son adornos. Eso va a suceder con los periódicos y las revistas.
“En segundo lugar, el cambio de las audiencias. Ya ni los jóvenes que estudian comunicación leen los periódicos. Y recientemente, en un encuentro con voceadores, mencionaron que existe 80 por ciento de devolución de los medios impresos. Eso es muy grave. Es la desaparición de un modelo antiguo.”
Vidal subrayó que existe otro factor que agrava la crisis en México: el papel de los gobiernos estatales y del gobierno federal. “Solo sostienen de manera artificial a decenas de medios sin audiencias ni lectores. Es un chayo (embute) de manera institucional, pero eso solo les conviene a los dueños que están viendo cuánto ganan más aunque todo sea efímero y superficial”, reflexionó.
“La descomposición del Estado mexicano está acelerando la crisis del periodismo. Lo está hundiendo más porque muchos medios no tienen un compromiso con sus lectores sino solo con los gobernantes o políticos que los financian”, abundó.
Vidal destacó que tampoco existió entre los medios impresos mexicanos una estructura de negocios real para la transformación digital. Contó que envió a sus alumnos a preguntar a varios periódicos que cuáles son sus tarifas en el medio impreso y en la parte digital y cuál es su tiraje y su tráfico en Internet. “Solo tres de cada 10 medios respondían. Los demás veían todo con desconfianza”, recordó.
“No es serio este proceso porque todos dicen lo que les conviene y no hay forma de auditarlo. Son arreglos por debajo de la mesa entre los dueños y los anunciantes”, insistió.
Desde 2008, el Inegi dejó de publicar las cifras sobre tiraje, circulación, empleo en la prensa en México. Las últimas cifras, desde entonces, reflejaban una caída en los tirajes de los medios: en 1995 y 1996 la caída fue de 15.5 y 13.8 por ciento menos, como resultado de la crisis económica de esos años; entre 1997 y 2000 las cifras fueron positivas, pero desde 2001 hasta 2006, la caída fue constante, hasta llegar a un 10.7 por ciento menos de tiraje entre 2005 y ese año que bajaron de 827 mil 784 a 694 mil 775.
La última cifra disponible en el Inegi es de 2008 cuando el tiraje total fue de 708 mil 779 para todos los periódicos, incluyendo ediciones matutinas, de mediodía y vespertinas. Es decir, una cifra menor a un millón de ejemplares para un país de más de 120 millones de habitantes.

Publicado en http://homozapping.com.mx/

Comentarios