Cuarenta y cinco días es el plazo para lograr resultados que satisfagan las exigencias de Trump, el problema de la migración es consecuencia del modelo piramidal que ha concentrado la riqueza en pocas manos y en pocas naciones, generándose en paralelo insultantes desigualdades que están deshumanizando a las naciones que las padecen.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) demanda una acción coordinada de todas las naciones involucradas priorizando la protección de las vidas y de las condiciones de los migrantes que deben ser dignas, la tarea no es un asunto menor, porque se está hablando de 600 mil solicitantes de asilo y migrantes que huyeron de sus lugares de origen, tanto por la falta de sustento como por la sádica violencia, agréguele usted los que están llegando provenientes de fuera del continente americano.

Un problema tan complejo no va a ser solucionado por una sola nación, sobre todo por las abusivas medidas que está aplicando los EU a las naciones ya devastadas por los ventajosos términos de intercambio en el comercio internacional, súmele usted las amenazas de Trump, de incrementar los aranceles, sobre todo a México, que a pesar de los conflictos internos, está en franco esfuerzo para atender las demandas estadunidenses, ante todo injustas, evidenciando nuestra dependencia económica respecto de la norteamericana. El capital político se lo lleva Trump al presentar a sus votantes que México está haciendo lo que él indicó para detener el flujo de migrantes.

La economía mexicana enfrenta un crecimiento a la baja, con un alto riesgo de recesión, el PIB para este 2019 será de 1.72 por ciento, no va a subir por el optimismo o por decreto, o porque se porte bien la gente, si bien es importante tener la moral alta en momentos de crisis, también es cierto que para fortalecer el mercado interno se requiere no solo incrementar los salarios a nivel general, no por decreto, sino como resultado de una mayor productividad en los procesos económicos y mayor competitividad en los mercados.

Los únicos que se están llenando los bolsillos de dinero son los delincuentes, tanto las pandillas, el crimen organizado y las autoridades corruptas que siguen operando, porque la impunidad no se ha desterrado aún, la corrupción se sistematizó y se hizo patrón de conducta, es la variable depredadora de la economía.

Persiste la informalidad laboral puesto que se registra una tasa del 59 por ciento a nivel nacional, más del 80 por ciento en Oaxaca y en el estado de Hidalgo más del 72 por ciento, el subempleo es del 8 por ciento y la pérdida del poder adquisitivo es a nivel de la inflación 4.28 por ciento. Si bien, el desempleo es del 3.6 por ciento, tenga usted la seguridad que los continuos despidos en la burocracia forzarán la informalidad laboral y probablemente el incremento de la delincuencia.

La inversión bruta fija se ha caído a menos 3 por ciento en términos mensuales y en menos 5.9 por ciento en términos anuales, ¿así como va a crecer el empleo? Se anunció que el presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) Antonio del Valle invertirá 630 mil millones de pesos, ojalá y no pase como los 320 mil millones que el mismo CMN expresó que invertirían en época de Peña Nieto y solo se acreditaron 180 mil millones, ¿y los otros 140 mil millones?

Resulta delicado que la mayor caída en inversiones es la que se refiere a la de maquinaria y equipo, puesto que esta disminuyó en términos mensuales menos 0.9 por ciento, pero en términos anuales la caída fue de menos 7.5 por ciento, ¿cómo es que se va a incrementar la productividad?

Sigue distante la transferencia tecnológica y de conocimientos de los centros de investigación, como de las instituciones de educación superior hacia las empresas, sobre todo a las Pymes; tanto ese proceso como el de la aplicación del Programa de desarrollo integral para Centro América generarán resultados solo a mediano y largo plazo, mientras que los flujos de migrantes son constantes e incrementales, lo que evidentemente presiona a la economía mexicana. Entre las consecuencias está un mayor debilitamiento del bienestar social de los mexicanos. ¿Nos salvaremos de las agresiones de Trump? Francamente lo dudo.

Comentarios