Las cifras son frías pero no mienten: son signos que nos hablan de algo que sucede, aunque no entendamos cabalmente sus causas. En Hidalgo, como sucede en prácticamente todo el país, la incidencia de delitos cometidos con violencia va en aumento de unos meses a la fecha. Uno de los reportes más recientes que emitió el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) indicó que este año ha sido de los más violentos desde que se tiene registro. Por ejemplo, según cifras oficiales, en mayo pasado las procuradurías y fiscalías de las 32 entidades de la República abrieron 2 mil 186 carpetas de investigación por asesinatos violentos cometidos en el país, cifra que fue la más alta desde enero de 1997, año en que se comenzaron a registrar los crímenes. Nuestro estado no podía escapar a esa realidad y la violencia también llegó a nuestro territorio. Según datos del SESNSP, durante los primeros 10 meses de la actual administración estatal, los robos con violencia en todas sus modalidades se dispararon más de 200 por ciento en comparación con el mismo periodo del exgobernador Francisco Olvera Ruiz al pasar de 818 a 2 mil 617. Algunos, como el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, atribuyen el alza de delitos cometidos con violencia a las nuevas reglas del juego establecidas en el Nuevo Sistema Penal Acusatorio. Según Mancera, tan solo en la Ciudad de México, desde que entró en vigor este sistema, han salido de la cárcel 12 mil personas, lo cual es un factor que podría explicar este repunte. El país está en una peligrosa espiral de violencia y solo una política integral, que involucre a todos los niveles de gobierno, podrá dar resultados. De filón. Tras la aparición del puma en Actopan este diario investigó cuál pudo haber sido la ruta que siguió. Pero también, encontramos la razón por la cual causó tanto revuelo: ignorancia tanto de autoridades como de pobladores, ya que es una especie abundante en nuestra entidad.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios