La experiencia de estudiar en Argentina

1413
argentina

BELEM MONSERRAT BECERRA MÉNDEZ
Licenciatura en química en alimentos
Universidad Nacional de Cuyo

Sin duda una experiencia personal es la visión realizada de los pensamientos que tenías a futuro. Ningún texto de autoría ajena puede describir mejor que la conexión de todos tus sentidos al estar en aquel lugar que tu mente solo podía mostrarle en imágenes pasajeras a través de tu inconsciente, y que ahora las ha hecho tangibles y subjetivas hasta donde tu capacidad mental y motriz te ha permitido.
Tengo tres palabras para describir esta experiencia personal: enriquecedora, satisfactoria y única. Si bien uno de mis principales propósitos al entrar a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo era realizar una estancia académica en otro país, al haberla concluido hoy en día me doy cuenta de que mis expectativas iniciales se quedaron cortas después de disfrutar cada segundo que transcurrió a lo largo de esta travesía. Cada momento, cada decisión, cada situación de pánico, confusión o de alegría forjaron aquellos conocimientos, habilidades y aptitudes que hoy conforman a la persona que soy, más independiente, autodidacta y con mayor confianza en mí misma.
El estar fuera de tus fronteras nacionales conlleva una serie de infinitos trámites burocráticos, prohibiciones, restricciones pero asimismo de atributos y derechos. Otra cultura, otro ambiente, otra gastronomía y otras divisas son difíciles de adoptar de un día para otro, y es ahí cuando surge tu yo independiente que sale a relucir ante cualquier situación donde tú eres el protagonista de la historia, resolviendo cada situación de conflicto de la manera más cautelosa posible.
El privarte de muchas cosas como comer una diversidad de platillos o comprar artículos que te recordarán tu paso a través de un nuevo lugar te hace entrar al mundo real de que eres un estudiante y no un turista. A veces el prohibirnos algo nos hace desearlo con mayor ansiedad, pero en mi caso me hizo el efecto contrario, ahora valoro más lo que tengo.
De la Universidad Nacional de Cuyo me llevo lo mejor de cada tema abordado en el aula, de cada práctica de laboratorio realizada y de cada frase pronunciada por mi profesor y compañeros. Sin duda los tres aspectos en conjunto forman el libro perfecto sobre una experiencia que quedará guardado en mi biblioteca mental.
Le doy las gracias a todas las personas que me apoyaron, principalmente mi familia y amigos, y también a usted que está leyendo estas sonoras palabras que no hacen más que expresar intangiblemente una explosión de sentimientos que cada día se hacen menos presentes físicamente pero que se guardan en la galería mental de la vida.
Ahora te doy un consejo, tu que sitúas la atención en estas letras acomodadas, no desperdicies ni ignores las oportunidades que llegan a tu vida, medítalas y acéptalas, ya que puede que éstas te conduzcan a otro lugar, como Mendoza, Argentina. Asimismo cierro este capítulo citando una frase que un profesor compartió:

Lo que normalmente se hace puede ser evidencia de lo que debería hacerse, pero lo que debe de hacerse está fijado por un estándar de prudencia razonable, sea que normalmente se lo cumpla o no

Comentarios